1.4 bdd de empresas de EU, a paraísos fiscales

Un estudio de la organización civil Oxfam-USA menciona a 50 corporativos, entre ellos Apple y Microsoft, de utilizar una “red opaca y obscura”.
El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, se dijo muy procupado por la actividad de algunos 'holdings' para evadir compromisos con el fisco.
El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, se dijo muy procupado por la actividad de algunos 'holdings' para evadir compromisos con el fisco. (Sait Serkan Gurbuz/AP)

Washington

Las 50 mayores empresas de Estados Unidos, entre ellas Apple, General Electric y Microsoft, depositaron alrededor de 1.4 billones de dólares entre 2008 y 2014 en paraísos fiscales para reducir sus impuestos, afirma un estudio publicado ayer por la organización no gubernamental Oxfam-USA.

El dinero transitó por una red "opaca y secreta" de mil 600 filiales en paraísos fiscales, indica el documento, difundido en coincidencia con la publicación de los Panama Papers.

El documento de Oxfam se da el mismo día en que el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, se mostró "muy preocupado" por la evasión fiscal revelada por el escándalo de los Panama Papers, ya que este tipo de prácticas, dijo, puede tener "un efecto negativo" en los esfuerzos que se están realizando para reducir la pobreza mundial.

También la directora del FMI, Christine Lagarde, abogó por una mayor cooperación entre países para luchar contra la evasión fiscal, y advirtió sobre el riesgo de que "las reglas no se apliquen igual para todos".

Según el informe de Oxfam, Apple figura a la cabeza de las empresas evasoras del fisco al haber depositado 181 mil millones de dólares, seguida por General Electric (119 mmdd), Microsoft (108 mmdd) y Pfizer (74 mmdd).

En ese periodo, varias de esas 50 compañías estuvieron entre las "principales beneficiadas por el apoyo de los contribuyentes" estadunidenses, al haber recibido 11 billones de dólares en fondos públicos en garantías sobre préstamos o ayudas federales directas, indica el informe.

Según cifras citadas por Oxfam —una ONG de larga data que lucha contra la pobreza en el mundo, fundada en Reino Unido en 1952—, la evasión fiscal de las multinacionales costará 111 mil mdd a las finanzas públicas de EU y privará a los países pobres de 100 mil mdd de ingresos fiscales.

En paralelo, y en el marco de las reuniones de primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, Jim Yong Kim afirmó que la evasión y el uso de paraísos fiscales para desviar y ocultar recursos públicos "pueden tener un efecto sumamente negativo en nuestra misión para acabar con la pobreza y aumentar la prosperidad común.

"Para todos aquellos que estén implicados en este tipo de actividades, el mensaje que tengo es que la transparencia no va a retroceder, el mundo va a ser más y más transparente a medida que avanzamos, así que tengan cuidado", advirtió en rueda de prensa el presidente del Banco Mundial a las empresas y particulares que utilizan paraísos fiscales para evadir impuestos.

Panamá, dispuesto a ayudar

El gobierno panameño aseguró ayer que está dispuesto a dialogar con la comunidad internacional y realizar reformas internas para combatir el blanqueo de capitales.

"El camino de Panamá hacia una mayor transparencia internacional es irreversible. En este sentido, estamos en disposición de apoyar activamente diálogos diplomáticos y reformas domésticas para abordar este reto global", expresó la cancillería en un comunicado.

El mensaje fue en respuesta al pedido que cinco países europeos hicieron ayer al G20 (el grupo de los veinte países con las mayores economías del mundo) de crear una lista negra de paraísos fiscales y sancionar a las naciones que no colaboren, en uno de las primeras respuestas coordinadas tras el escándalo de los Panama Papers.

Alemania, España, Reino Unido, Francia e Italia exhortaron en el marco de las reuniones del FMI y del Banco Mundial, en Washington, a acabar con el secretismo de compañías constituidas en paraísos fiscales con fines de evasión de impuestos o lavado de dinero.

El gobierno panameño manifestó en varias ocasiones que está dispuesto a intercambiar información fiscal para evitar la evasión de activos, pero que lo hará de manera bilateral y no automática como le exige la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Sin embargo, ayer mismo Panamá decidió adecuarse a los parámetros internacionales sobre información de impuestos, informó el presidente de la OCDE, José Ángel Gurría.

"Acabamos de recibir información que hace algunos minutos se hizo pública con una declaración que dice que se unirán a los parámetros comunes de entrega de información", dijo Gurría a la prensa. "Si eso es así y lo hacen por completo, es en realidad una muy buena noticia y un cambio muy bienvenido. Sería un aspecto positivo de todo este incidente", agregó.