"Ya basta", dice Obama por el reciente tiroteo

El mandatario eleva el tono y critica la falta de controles para impedir que las armas de guerra lleguen a “personas que no tienen por qué usarlas”.
Robert Lewis Dear, responsable de la agresión en la clínica de aborto de Colorado Springs, que dejó tres muertos y nueve heridos.
Robert Lewis Dear, responsable de la agresión en la clínica de aborto de Colorado Springs, que dejó tres muertos y nueve heridos. (EFE)

Washington

Un nuevo tiroteo mortal en un centro de planificación familiar de Colorado, Estados Unidos, donde se practican abortos, provocó que el presidente Barack Obama subiera el tono en su denuncia ante el fácil acceso a armas de guerra en su país.

El viernes, un hombre armado se presentó en el centro Planned Parenthood de Colorado Springs (oeste de EU) para “aterrorizar a toda una comunidad”, dijo Obama en un comunicado de prensa, en alusión al atacante que más tarde abrió fuego matando a tres personas, entre ellas un policía, e hiriendo a nueve.

El sospechoso fue detenido por las fuerzas de seguridad tras más de cinco horas de asedio, en las que no dejaron de intercambiarse disparos.

La policía investiga ahora si el agresor, identificado como Robert Lewis Dear, tiene historial criminal o problemas de salud mental. “Todavía no sabemos por qué razones un hombre armado disparó a 12 personas”, reconoció Obama.

Los fallecidos son dos civiles no identificados y uno de los primeros agentes en llegar al lugar de los hechos, el policía Garrett Swasey, de 44 años.

El mandatario señaló que el hombre arrestado por el tiroteo retuvo a rehenes en el centro de planificación familiar desde donde abrió fuego.

Los centros de planificación familiar son clave en EU para proporcionar servicios ginecológicos: exámenes preventivos, anticonceptivos y también para practicar interrupciones voluntarias del embarazo (IVG).

Los centros que practican abortos son objeto frecuentemente de manifestaciones y ataques de feroces opositores.

El Congreso, dominado por los republicanos, también ha intentado varias veces cortar la financiación pública de estas organizaciones durante los debates presupuestarios, pero sin éxito hasta el momento.

Obama confesó estar particularmente triste de que un día después del festivo del Día de Acción de Gracias, los estadunidenses tuvieran que reconfortar a las familias que han perdido repentinamente a sus seres queridos por violencia con armas de fuego.

“Si verdaderamente esto nos importa, si vamos a dar el pésame y rezar de nuevo, por Dios sabe cuántas veces más, con una conciencia verdaderamente limpia, entonces tenemos que hacer algo sobre el fácil acceso a armas de guerra en nuestras calles para personas que no tienen por qué usarlas. Punto. Ya es hora de decir basta”, dijo Obama.

EU ha sido escenario de 337 tiroteos en 2015, más de uno al día, según el sitio web Shootingtracker, que enumera todos los incidentes que involucran a al menos cuatro víctimas que resultaron heridas o muertas.

Además, EU tiene el récord de muertes por arma de fuego de los países avanzados. Entre 2004 y 2013 fallecieron así 316 mil 545 personas en el país, según datos oficiales.

Una de las grandes frustraciones de la Administración Obama es precisamente haber sido incapaz de sacar adelante en el Congreso sus iniciativas para limitar el acceso a las armas e impedir que lleguen a manos de personas con antecedentes o de enfermos mentales.

***

Solitario de las montañas

Robert Lewis Dear —de 57 años y 1.9 metros de altura— es hombre solitario de Carolina del Norte que pasaba el tiempo en una choza de las montañas y evitaba a sus vecinos.

Quienes lo conocían dijeron que no parecía tener inclinaciones religiosas ni políticas. “Si uno hablaba con él, nada era muy cognitivo, no se concentraba en nada”, afirma James Russell, quien vive cerca de la casa de Dear.

Aún ayer podía verse una cruz hecha de ramas clavada en la pared de la vivienda amarillo pálido. Ahí, Dear vivió cierto tiempo, sin electricidad ni agua corriente, aseguró el vecino.

Imágenes del periódico The Denver Post mostraron en su edición de ayer a Dear con camiseta blanca y siendo llevado por policías mientras la nieve caía durante la noche helada.

El tiroteo del viernes ocurrió a menos de 10 kilómetros de la calle donde un hombre abrió fuego y mató a dos personas antes de que lo abatiera la policía en un tiroteo el día de Halloween.

(AFP/Washington)