Obama da su pésame por Mánchester al príncipe Henry

El ex presidente visitó al príncipe en el palacio de Kensigton en Londres, donde le ofreció sus condolencias por las víctimas del atentado, además de hablar de asuntos de interés común.
En la red social, puede verse una foto de los dos, sonrientes y vestidos con chaqueta oscura y camisa blanca sin corbata.
En la red social, puede verse una foto de los dos, sonrientes y vestidos con chaqueta oscura y camisa blanca sin corbata. (Reuters)

Londres

El ex presidente de Estados Unidos Barack Obama ofreció sus condolencias por el atentado del lunes en Mánchester, durante una visita al príncipe Enrique, informó el palacio de Kensington en Londres.

TE RECOMENDAMOS: Reciben a Obama como estrella de rock en Berlín 

En varios mensajes de Twitter, el palacio explicó que durante su cita con el príncipe, Obama ofreció el pésame por las víctimas del ataque perpetrado por un terrorista suicida en el estadio Mánchester Arena, que dejó 22 muertos y 64 heridos.

Ambos hablaron también de asuntos de interés común como el apoyo a los veteranos de guerra, la conservación medioambiental, empoderar a la gente joven y la importancia de la salud mental.

En la red social, puede verse una foto de los dos, sonrientes y vestidos con chaqueta oscura y camisa blanca sin corbata.

La familia Obama entabló una amistad con Enrique y también con los duques de Cambridge, Guillermo y Catalina, durante la visita de Estado que realizó con su esposa Michelle al Reino Unido en 2016, cuando aún gobernaba en la Casa Blanca.

Antes de desplazarse a Londres, el expresidente asistió anoche a una cena benéfica en Escocia, en su primera visita a esta nación británica, en la que se recaudaron fondos para varias causas.

El político demócrata practicó el golf en la localidad de Saint Andrews, cuna de este deporte, antes de desplazarse a Edimburgo para pronunciar un discurso durante esa cena, organizada por la Fundación Hunter, del filántropo escocés Tom Hunter.

Los asistentes pagaron por cada mesa para diez comensales en torno a 5.000 libras (5.800 euros), que se destinarán a diversas organizaciones infantiles escocesas y a la Fundación Obama, creada por el ex mandatario norteamericano y su esposa, Michelle.

FLC