Identifican a responsable de ataque contra policías en Louisiana

Un funcionario de la Policía dijo que el agresor que mató a tres policía en Baton Rouge fue identificado como Gavin Long, un ex marine de 29 años, originario de Missouri.
Fuentes policiales dijeron que se trató de una emboscada tendida por dos tiradores; uno de ellos ya fue abatido.
Fuentes policiales dijeron que se trató de una emboscada tendida por dos tiradores; uno de ellos ya fue abatido. (Reuters)

Louisiana,

Un funcionario policial al tanto de la investigación sobre la muerte a tiros de tres policías de Baton Rouge dijo que el agresor ha sido identificado como Gavin Long.

El funcionario habló a condición de guardar el anonimato porque carece de autorización para declarar sobre una pesquisa en curso.

Medios estadunidenses habían identificado al atacante como  Gavin Long, un ex marine de 29 años, originario de la ciudad de Kansas en el estado de Missouri.

El agresor fue muerto en el lugar, indicó la policía. En un principio las autoridades policiales creían que otros dos atacantes se habrían dado a la fuga, pero horas después dijeron que el hombre armado al que mataron fue la única persona que abrió fuego contra los agentes.

"En este mismo momento, no sabemos cuáles fueron las motivaciones del asesino", dijo el presidente estadounidense Barack Obama, en una breve declaración televisada.

"No sabemos si el asesino tenía como objetivo a los policías o si los abatió mientras ellos respondían a una llamada de emergencia", añadió Obama.

El drama se produjo en un contexto de fuertes tensiones raciales en la capital de Luisiana, que ha sido el teatro de numerosas manifestaciones de protesta contra la violencia policial en las últimas semanas.

Esas manifestaciones, reprimidas sin miramientos, se registraron luego de la muerte a principios de julio de Alton Sterling, un vendedor ambulante negro abatido por un policía

Un video aficionado que muestra los últimos momentos de vida de Sterling a manos de la policía a principios de julio, ampliamente difundido en internet, provocó una ola de indignación que se multiplicó al día siguiente al conocerse que otro negro, Philando Castile, había sido abatido por un policía, esta vez en Minnesota (norte).

Fue durante la realización de varias manifestaciones en el país para denunciar la violencia policial, que un hombre solo asesinó a cinco policías en Dallas el 7 de julio, poco antes de ser abatido por las fuerzas del orden.