La nieve y la baja participación dominan la jornada electoral en Japón

Este frente de nieve coincide con la jornada electoral de unos comicios anticipados convocados por el primer ministro, Shinzo Abe, aunque la campaña no ha despertado demasiado entusiasmo entre ...

Tokio

Las fuertes nevadas en varias regiones del país y la baja participación están protagonizando hoy la jornada electoral en Japón, en la que más de 104 millones de japoneses están llamados a votar para renovar la Cámara Baja del Parlamento.

Un frente de frío y nieve está afectando durante todo el fin de semana a la zona centro y norte del país donde se han registrado nevadas de más de un metro y temperaturas en zonas montañosas de 30 grados bajo cero, lo que podría estar afectando a la participación.

La Agencia Meteorológica nipona (JAMA) ha advertido de problemas por la congelación de la nieve sobre todo en la superficie de las carreteras, y ha pedido a los ciudadanos que mantengan la precaución ante posibles avalanchas.

Este frente de nieve coincide con la jornada electoral en Japón de unos comicios anticipados convocados por el primer ministro, Shinzo Abe, cuya formación parte como favorita, aunque la campaña no ha despertado demasiado entusiasmo entre los votantes.

En ese sentido, la participación a las 16.00 hora local (05.00 GMT) se situaba en el 29,11 por ciento, 5,76 puntos por debajo de los comicios de 2012, según los datos facilitados por el Ministerio de Interior nipón.

En las elecciones generales de hace justo dos años la participación fue del 59 por ciento, la más baja desde la Segunda Guerra Mundial.

El pasado febrero, las fuertes nevadas que cayeron sobre Tokio afectaron de manera importante a los comicios en el que se eligió al nuevo gobernador de la capital en los que la participación se quedó en el 46,1 por ciento.

En las elecciones de hoy casi 1.200 candidatos de alrededor de quince partidos se presentan para los 475 escaños de la Cámara Baja, controlada en los últimos dos años por el Partido Liberal Demócrata (PLD) de Abe y sus socio de Gobierno, el budista Nuevo Komeito.

La formación conservadora del primer ministro podría superar su actual mayoría y fortalecer su poder después de que Abe haya planteado estos comicios como un referéndum a su política económica conocida como "Abenomics".

Un plan de agresivos estímulos monetarios y un gigantesco gasto público con el que el político nacionalista y conservador pretende sacar a Japón de la deflación y reactivar la tercera economía mundial.

Los últimos sondeos apuntan a que el PLD conseguirá revalidar su victoria e incluso aumentaría la mayoría obtenida en 2012, cuando la formación del primer ministro recuperó el poder tras tres años en la oposición.

Los 48.620 colegios de las 47 provincias de Japón estarán abiertos hasta las 20.00 hora local (11.00 GMT) para que los votantes depositen dos papeletas: una con un nombre propio para los 295 diputados que se eligen por sistema de único asiento, y otra para un partido, con lo que se designa a 180 representantes de modo proporcional.

El total suma los 475 asientos que componen la Cámara de Representantes de Japón, que tiene entre sus funciones elegir al primer ministro y aprobar los presupuestos.