Países afectados por ébola piden ayuda internacional para recuperarse

“La ayuda debe ser adaptada a la realidad de cada país, porque somos nosotros quienes conocemos mejor que nadie nuestras propias necesidades”, explicó Alpha, Condé, presidente de Guinea. 

Bruselas

Los presidentes de Liberia, Guinea y Sierra Leona, los países más afectados por el ébola, pidieron hoy ayuda financiera para sus sistemas de salud y su economía, pero subrayaron que deben ser ellos quienes decidan cómo emplear los fondos.

Ellen Johnson Sirleaf, Alpha Condé y Ernest Bai Koroma participan en Bruselas en la conferencia internacional sobre el padecimiento, auspiciada por Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE), con organizaciones no gubernamentales, humanitarias e instituciones financieras multilaterales.

"Necesitamos una hoja de ruta para la recuperación económica de la región", dijo el mandatario guineano, Alpha Condé.

"La ayuda debe ser adaptada a la realidad de cada país, porque somos nosotros quienes conocemos mejor que nadie nuestras propias necesidades", añadió.

Uno de los objetivos de la conferencia es analizar cómo ayudar en la reconstrucción de los países afectados por la epidemia ahora que la fase de urgencia ha pasado y que el número de nuevos casos ha disminuido de 900 a una centena por semana.

"No son solo las personas que necesitan recuperarse de la epidemia, sino comunidades enteras, sociedades y países", afirmó la Alta Representante para Política Exterior de la UE, Federica Mogherini.

Agregó que también se analizarán los esfuerzos concretos no solo a nivel financiero sino en asistencia sanitaria, recuperación de los sistemas de salud y en investigación.

"Tenemos que estar seguros que en los próximos casos sí estaremos listos, la comunidad internacional y la comunidad científica, para enfrentar de manera más efectiva ese tipo de amenaza", sostuvo.

Sin embargo, la diplomática subrayó que la crisis causado por el vírus, que ya ha contaminado a 24 mil personas y matado a más de nueve mil 600 personas, "aún no ha terminado».

"Aún debemos concentrar todos nuestros esfuerzos en asegurar que no haya nuevos casos y que el Ébola sea derrotado de una vez por todas", dijo.

Por su parte el enviado especial de la ONU para el Ébola, David Nabarro, señaló la importancia de fortalecer los sistemas sanitarios y de salud de los países africanos para evitar que crisis similares vuelvan a tener lugar.