El ayatola Jamenei perdona a bloguero

Hosein Derajsha fue condenado a casi 20 años de prisión en 2010 por su activismo en las redes sociales.
El activista, de 39 años, publica en inglés y persa.
El activista, de 39 años, publica en inglés y persa. (Michael Stuparyk/AP)

Teherán

La condena del periodista y bloguero iraní Hosein Derajsha a 19 años y medio de prisión, en septiembre de 2010, hundió en una profunda estupefacción a numerosos iraníes. Pero ayer, cuatro años después de su veredicto, el llamado “padre de los blogueros iraníes” anunció que había sido perdonado por el guía supremo, Alí Jamenei, después de haber pasado seis años en la prisión de Evin, en Teherán.

La información la divulgó el portal de información reformista Rahesabz, con sede en Estados Unidos.

Inmigrado desde 2001 a Canadá, Derajshan regresó a Irán en 2008 cuando fue arrestado. Los cargos por los cuales fue encontrado culpable son “colaboración con los enemigos”, “propaganda contra el régimen”, “insultos a lo sagrado”, “creación de sitios inmorales” y “contactos con los Estados enemigos”, en particular por su viaje a Israel en 2006.

Los iraníes tienen prohibido viajar a ese país y el delito es castigado con seis meses de prisión.

El recorrido ideológico del periodista iraní-canadiense es, por decir lo menos, sorprendente: nacido en una familia cercana a los conservadores (su padre es miembro del partido Motalefe), este pionero de la web persa se acercó, a sus veinte años, a los reformados, que llegaron al poder en 1997, con la elección sorpresa de Mohamed Jatami (1997-2005) a la presidencia.

Derajshan creó su célebre blog, en persa y en inglés, Hoder o “Sardabir: jodam” (“Editor: yo mismo”, en persa), y una columna en un periódico reformador a propósito de internet.

También había escrito un texto detallado explicando cómo crear un blog. Un documento que tuvo un gran éxito. Immigrado a Toronto (Canadá) en 2001, siguió publicando en su blog artículos críticos sobre el poder en Irán.

Poco a poco, atraído por los escritos de Edward Said,  el periodista iraní-canadiense se sintió admirado por el fundador de la República Islámica de Irán, el imán Jomeini (1979). También pensó encontrar en el presidente Mahmud Ahmadineyad (2005-2013) al héroe que podía hacer sentir orgullosos a los iraníes al defender su derecho a la energía nuclear.

Los iraníes que fueron arrestados durante las manifestaciones contra la reelección de Mahmud Ahmadineyad, en junio de 2009, y que compartieron su celda con Hossein Derajshan, afirman que él siempre defendió sus ideas y que criticó al movimiento de protesta llamado “verde”.

En 2010, algunos analistas afirmaron que el bloguero era una víctima de los conflictos entre las diferentes facciones en el sendo de la República Islámica. Tal parece que hoy todos los obstáculos para su liberación y su amnistía han sido eliminados.

En su página de Google+, Derajshan agradeció específicamente por su liberación al “ayatolá Jamenei”.

Derajshan, de 39 años, fue sacado el miércoles pasado del aislamiento en prisión y transferido a otra zona de la cárcel de Evin, donde horas más tarde le informaron de que había recibido el perdón de Jamenei.