¿Por qué los aviones comerciales seguían volando sobre Ucrania?

Pese a que varias aerolíneas asiáticas ya habían decidido evitar el territorio separatista pro ruso, la mayoría de las compañías internacionales argumentaban que la ruta era segura.
Restos del Malaysia Airlines alcanzado por un misil en la zona rebelde.
Restos del Malaysia Airlines alcanzado por un misil en la zona rebelde. (Maxim Zmeyev/Reuters)

Seúl

La tragedia del avión de Malaysia Airlines en la zona de conflicto del este de Ucrania abre interrogantes sobre por qué ésta y otras compañías siguieron sobrevolando ese territorio, pese a que muchas otras abandonaron la ruta meses atrás.

El espacio aéreo ucraniano siempre ha sido una ruta muy utilizada para los vuelos entre Europa y Asia y su desvío supone un aumento del tiempo de vuelo y de los costos de carburante.

Sin embargo, muchas aerolíneas asiáticas, como las surcoreanas Korean Air y Asiana, la australiana Qantas y la taiwanesa China Airlines, recordaron ayer que desde hace cuatro meses, como mínimo, evitaban la zona de conflicto ucraniano, justo cuando las tropas rusas entraron en Crimea.

“Dejamos de sobrevolar Ucrania por motivos de seguridad”, afirmó Lee Hyo-Min, una portavoz de Asiana.

Korean Air desvió el 3 de marzo su vuelo 250 km al sur de Ucrania, “debido a la inestabilidad política de la región”, dijo un ejecutivo de la aerolínea.

Una portavoz de Qantas aseguró que su vuelo entre Londres y Dubái dejó de volar sobre Ucrania “unos meses atrás” mientras China Airlines modificó sus vuelos el 3 de abril.

Interrogado sobre por qué Malaysia Airlines no tomó las mismas precauciones, el ministro malasio de Transportes, Liow Tiong Lai, dijo que las autoridades internacionales aéreas habían juzgado seguro el recorrido del vuelo.

“La Organización Internacional de Aviación Civil y los países por cuyo espacio aéreo pasaba el avión aprobaron la ruta del vuelo MH17 (...) En horas previas al incidente, otros aviones de pasajeros de varias compañías emplearon la misma ruta”, enfatizó.

Expertos de los servicios de inteligencia estadunidenses estimaron que un misil tierra-aire abatió el Boeing 777 que viajaba de Ámsterdam hacia Kuala Lumpur.

Según el organismo europeo de seguridad aérea Eurocontrol, el avión malasio estaba volando al nivel “330”, es decir, a unos 10 mil metros de altitud (33 mil pies).

Otras aerolíneas asiáticas, como Singapore Airlines, Air India, Thai Airways o Air China; europeas, como Lufthansa y Air France, y la estadunidense Delta reconocieron que es hasta ahora que estaban decidiendo evitar el paso por Ucrania.

“Me parece increíble”, reacciona Geoff Dell, experto en seguridad aérea de la Universidad Central de Queensland en Australia.

“Si hay zonas de conflicto en el mundo hay que evitarlas”, afirmó a la británica Sky News. “Uno no pone innecesariamente en riesgo a sus principales recursos: sus pasajeros, su tripulación, su avión”, agregó.

Pero Gerry Soejatman, consultor del proveedor de aviones chárter Whitesky Aviation, basado en Yakarta, dijo que cada aerolínea tiene su propio nivel de riesgo.

Volar por encima de los 30 mil pies se considera por lo general seguro, debido a que se requiere un alto nivel de entrenamiento y un armamento muy sofisticado para derribar un avión a esa altitud, agregó Soejatman.