Encuentran la segunda caja negra del avión de Egyptair

El dispositivo, que registra los datos del vuelo, fue recuperada por un submarino especial.
Fuentes de investigación revelaron que ya se están analizando los datos.
Fuentes de investigación revelaron que ya se están analizando los datos. (EFE)

El Cairo

La segunda caja negra del avión de Egyptair que se estrelló en el Mediterráneo el 19 de mayo con 66 personas a bordo fue encontrada, informaron los investigadores.

La caja, que registra los datos del vuelo, fue recuperada por un submarino especial operado por la compañía Deep Sea Search, informó el equipo investigador egipcio en un comunicado.

Fue recuperada en varias fases, pero lo más relevante es que se pudo recuperar el fragmento que contiene la unidad de memoria, el dispositivo más importante, se agregó.

Ya se ha comunicado a la fiscalía general la recuperación y se ha ordenado al comité investigador que se descarguen los datos.

El jueves fue recuperada la primera caja negra. Fuentes de la investigación revelan que ya se están analizando los datos, pero desde la comisión investigadora se ha comunicado que primero había que esclarecer el grado del daño de la caja, en la que están grabadas las conversaciones entre el piloto y copiloto durante los últimos 30 minutos de vuelo.

En la segunda caja quedaron registrados el rumbo, la velocidad, la altura y el ángulo de inclinación del aparato antes del siniestro. El almacenaje de datos GPS ofrecen la información sobre el lugar exacto del siniestro.

El vuelo MS804 de Egyptair salió de París con destino a El Cairo el 19 de mayo y se estrelló en el Mediterráneo con 66 personas a bordo.

En varias ocasiones se habló de una explosión a bordo y un atentado terrorista, lo que el gobierno egipcio ha negado. También se ha señalado que poco antes de que se estrellara el aparato se activó la alarma del humo, que procedía del área de los baños en la parte delantera del avión, junto a la cabina.

El siniestro se produjo casi seis meses después de un que avión de pasajeros ruso se estrellara poco después de despegar de la localidad turística de Sharm el Sheij, en la península del Sinaí, matando a las 224 personas que viajaban en él.

Las autoridades rusas indicaron que una bomba causó el siniestro. El grupo extremista Estado Islámico, que opera en el Sinaí, se adjudicó la responsabilidad de lo ocurrido y publicó una fotografía de una lata de refrescos en la que, según dijo, estaban los explosivos que hicieron volar el aparato.

Las autoridades no han finalizado las investigaciones de lo ocurrido, pero el presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi también aseguró que se trató de un acto terrorista.