Proyecto de ley busca despenalizar autocultivo de mariguana en Chile

“No se permitirá su consumo en vía pública o en lugares públicos”, señala el documento.

Washington

Un inédito proyecto de ley para despenalizar el autocultivo de mariguana para fines recreativos y medicinales en Chile dio un paso significativo tras ser aprobado en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

El proyecto ahora debe ser votado en la sala y luego pasar a su trámite en el Senado.

"El criterio de la comisión no es permitir el consumo discriminado de mariguana (...) se trata solo de permitirlo en condiciones medicinales prescritas por un médico y en condiciones de un autocultivo con límite máximo acotado de seis plantas", dijo Luis Castro, diputado socialista y presidente de la Comisión de Salud.

Los autocultivadores deberán ser mayores de 18 años, pero en caso de pacientes se podrá suministrar mariguana a menores de edad con previa receta médica.

El proyecto mantiene la prohibición del consumo en la vía pública y prevé un porte máximo de 10 gramos por persona.

"Nunca y en ningún caso se permitirá fumar mariguana en la vía pública o en lugares públicos abiertos", agregó el legislador.

Castro recriminó al gobierno de Michelle Bachelet por "haber desatendido y despreocupado este proyecto de ley que hoy sale de la comisión de salud exitosamente.

"Hay una deuda pendiente porque la autoridad del ejecutivo no ha dado la cara", añadió.

En Chile la mariguana figura en la normativa como una droga dura. Se permite su consumo en lugares privados, pero su venta y autocultivo están penados.

Si se aprueba la ley, la mariguana pasará a la lista de drogas blandas, como el alcohol.

Hoy está prevista la primera cosecha legal de mariguana en Chile para fines medicinales, establecida con base en un permiso especial de las autoridades para este único caso que lleva adelante el municipio de La Florida, en Santiago.

El proyecto de ley en Chile llega en momentos en que la región avanza en la legalización de esta droga.

Estados Unidos legalizó en varios estados la mariguana con fines medicinales, mientras que Uruguay probó a fines de 2013 una ley que regula el mercado de, lo que permitirá su autocultivo o venta en farmacias para consumo recreativo.