• Regístrate
Estás leyendo: Aun como tormenta, viene lo peor en Texas por ‘Harvey’
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 16:20 Hoy

Aun como tormenta, viene lo peor en Texas por ‘Harvey’

Hasta ahora el meteoro ha dejado un muerto en esa ciudad de EU; presenta Houston el mayor riesgo ante eventuales lluvias y ciclones.

Publicidad
Publicidad

El meteoro Harvey, el más devastador para Estados Unidos desde 2005, se desplazaba esta madrugada lentamente por el vasto territorio de Texas, donde dejó al menos un muerto y amenaza con provocar catastróficas inundaciones.

Las previsiones meteorológicas muestran que Harvey, degradado a tormenta tropical, barrerá la costa texana en los próximos cuatro o cinco días, descargando a su paso lluvias torrenciales.

Harvey tocó tierra la noche del viernes como huracán de categoría 4, castigando sin piedad la pequeña localidad de Rockport, cercana a la ciudad de Corpus Christi, con vientos sostenidos de 215 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

“Comercios y casas quedaron destruidas y, seguramente, un gran número de vías se vieron afectadas de manera importante”, precisó el alcalde de Rockport, C.J. Wax, a la cadena de televisión MSNBC. Al menos diez personas resultaron heridas por la caída de techos y árboles.

La tormenta zarandeó edificios, anegó las calles, rompió ramas de árboles, tiró al suelo señales de tráfico y dejó sin electricidad a cientos de miles de personas en el Golfo de México, donde están las refinerías más importantes del país representando 20 por ciento de la producción estadunidense.

Según un reporte de ayer, 112 plataformas han sido evacuadas, que representan 24.5% de la producción diaria de crudo y 26% de la de gas.

Aunque hasta anoche solo se había reportado la muerte de una persona, las autoridades temen que lo peor está por llegar: se esperan copiosas lluvias que inundarán Texas y posibles tornados.

Una persona falleció por “el incendio de su casa durante la tempestad”, según confirmó a la prensa un juez del condado de Aransas, en la costa texana.

El Servicio Nacional de Meteorología advirtió que una tormenta de esta potencia puede dejar áreas “inhabitables durante semanas o meses”.

El NHC alertó que “lluvias de esta magnitud causarán inundaciones catastróficas que pueden poner en peligro la vida de las personas”.

Precisamente, entre las ciudades con mayor riesgo de inundaciones se encuentra Houston, la cuarta más grande de EU con una población de 2 millones de personas y donde las autoridades activaron la alerta por tornados e inundaciones ante la posibilidad de que las lluvias desborden los ríos que atraviesan la urbe.

Frente a esa amenaza, tres prisiones del sur de Houston tuvieron que evacuar a sus 4 mil 500 reclusos y trasladarlos en autobús a otras cárceles, informó en un comunicado el Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ).

La mayoría de vecinos de Corpus Christi —de 325 mil habitantes— siguieron las recomendaciones oficiales y abandonaron sus viviendas para resguardarse.

A LA SOMBRA DE ‘KATRINA’

El presidente Donald Trump declaró la noche del viernes el estado de catástrofe natural para liberar fondos federales para atender los daños de Harvey.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) subrayó que “éste será un acontecimiento frustrante y muy largo para el estado de Texas”. En consecuencia, “recuperarse de este desastre llevará años”, advirtió.

Trump, que no quiere repetir la tardía reacción del presidente George W. Bush con el huracán Katrina en 2005, informó que está siguiendo de cerca los acontecimientos desde Camp David, en Maryland (este).

En un tuit celebró que los gobiernos locales, estatal y federal “trabajan bien juntos” para afrontar el paso de la tormenta.

Harvey ha revivido el trauma del huracán Katrina, que causó graves inundaciones y la muerte de mil 800 personas cuando azotó el 23 de agosto de 2005 a Nueva Orleans (sur), en el vecino estado de Luisiana.

La actuación de las autoridades fue muy polémica. Bush fue acusado de indiferencia ante la suerte de los habitantes de una región muy desfavorecida y mayoritariamente negra.

CLAVES

“DAÑOS IMPORTANTES”

El gobernador texano, el republicano Greg Abbott, aseguró que en algunas zonas del estado cayeron 50 centímetros de agua.

“Nuestra prioridad son las graves inundaciones” que se pueden registrar, explicó a la prensa. Por ahora varias localidades han sufrido “daños muy importantes”.

Abbott señaló que se han contabilizado 338 mil cortes eléctricos en el estado, que tiene 25 millones de habitantes.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.