Atentados en Irak dejan al menos 53 muertos

El ataque más sangriento, que se cobró la vida de 32 personas, tuvo lugar en un mercado de motocicletas en el barrio mayoritariamente chiita de Ciudad Sadr, en Bagdad.

Bagdad

Al menos 53 personas murieron hoy en atentados y choques violentos en varias provincias de Irak, especialmente en dos explosiones en el norte de Bagdad, en el barrio chiita de Sadr City, informaron fuentes de seguridad iraquíes. La más importante explosión tuvo lugar en un mercado de motocicletas en la zona mayoritariamente chiita de Ciudad Sadr. Las fuerzas de seguridad cortaron el acceso al lugar de la explosión e impidieron el tráfico de vehículos para prevenir más ataques.

Otro coche bomba en Ciudad Sadr mató al menos a una persona e hirió al menos cinco. La capital iraquí es objeto cotidiano de ataques con bomba y tiroteos, y de ataques coordinados periódicos con coches bomba, que dejan por lo regular saldos de decenas de muertos. En el norte de Irak, una bomba explotó a la orilla de la carretera al paso de una patrulla de la milicia anti Al Qaeda, al sur del área de Sharqat, matando a dos personas. Y en Kirkuk, la ciudad pluriétnica del norte de Irak, tres soldados murieron en enfrentamientos con insurgentes, según las fuentes.

En otros ataques, dos soldados murieron en Michahada (al norte de la capital), en la explosión de un coche bomba, y dos civiles murieron por la explosión de una bomba cerca de un puesto de policía en Tuz Jurmatu. 

En uno de los sucesos más sangrientos, al menos once combatientes de la organización yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante murieron durante enfrentamientos con el Ejército en la ciudad de Ramadi (oeste), y en Al Huz, en el centro de esa localidad. Como parte de su lucha contra el terrorismo, las autoridades iraquíes están persiguiendo a grupos extremistas en la provincia occidental de Al Anbar, cuya capital es Ramadi, en medio de un creciente descontento de la población sunita hacia el Gobierno dirigido por el chiita Nuri al Maliki.

El miércoles murieron trece personas en Irak. La violencia ha matado a más de 680 personas desde el inicio del mes, y a 1,650 en lo que va del año, según cálculos de la AFP con base en fuentes medicas y de seguridad. Irak afronta un aumento de la violencia confesional y de los atentados terroristas, que causaron el pasado año la muerte de más de 8,860 personas, de las que 7,818 eran civiles, según un recuento de Naciones Unidas.