Ataques de insurgentes en la Cachemira india dejan 18 muertos

Según el Ejército, un grupo numeroso de insurgentes atravesaron durante la noche la frontera procedentes de Pakistán y tirotearon el campamento en Buramulá, asalto en el que murieron seis islamistas.

Nueva Delhi

Al menos ocho soldados, tres policías y siete insurgentes murieron hoy en dos ataques a un campamento militar y a un puesto policial en la Cachemira india, que este mes se encuentra inmersa en un proceso electoral, informaron fuentes del Ejército.

Los miembros de las fuerzas de seguridad indias fallecieron durante el ataque a la base militar situada en el pueblo de Uri, en el distrito de Baramulá cerca de la frontera con Pakistán, que comenzó durante la pasada madrugada, afirmaron fuentes militares no identificadas al canal local NDTV.

Según el Ejército, un grupo numeroso de insurgentes atravesaron durante la noche la frontera procedentes de Pakistán y tirotearon el campamento, asalto en el que murieron seis islamistas.

Los tres policías muertos fueron alcanzados por los disparos de insurgentes cuando llegaron al lugar tras escuchar las detonaciones.

Un segundo incidente tuvo lugar en la capital de invierno de Cachemira, Srinagar, situada a un centenar de kilómetros de Uri y donde tiene previsto dar un discurso el próximo lunes el primer ministro indio, Narendra Modi.

Los insurgentes atacaron un puesto de control de la Policía, lo que desencadenó un tiroteo en el que murió uno de los asaltantes.

En otro choque de importancia entre el Ejército indio e insurgentes en la región, el martes un tiroteo entre las fuerzas de seguridad y los islamistas dejó siete muertos tras dos días de combate.

Los insurgentes trataban de infiltrase a través de la Línea de Control (LOC) -frontera de facto- que separa la India y Pakistán hasta que se toparon con el Ejército, lo que desencadenó un tiroteo en el que fallecieron seis islamistas y un soldado.

En esta región, reclamada por Pakistán, están llamados a las urnas 7,2 millones de electores en cinco fases, de las que quedan tres los días 9, 14 y 20 de diciembre. El recuento se hará el 23 de este mes.

Las elecciones transcurren entre grandes medidas de seguridad, ya que los grupos separatistas -que actúan en la región desde la década de 1990- han llamado al tradicional boicot de los comicios.