Dos ataques contra policía de Pakistán dejan ocho muertos

El ataque más reciente se produjo cuando una motocicleta bomba activada por control remoto estalló al paso de un furgón policial en la localidad de Charsada.

Islamabad

Ocho personas murieron, entre ellas cinco policías, y decenas resultaron heridas en dos ataques perpetrados en el noroeste de Pakistán y que tenían como objetivo a las fuerzas de seguridad, informaron hoy fuentes policiales.

El ataque más reciente se produjo hacia las 08.00 hora local (03.00 GMT) en la localidad de Charsada, cuando una motocicleta bomba activada por control remoto estalló al paso de un furgón policial y acabó con la vida de tres civiles, según un agente de la localidad, Bilal Alí.

El atentado tuvo lugar en un bazar y provocó heridas a una treintena de personas, entre ellas nueve policías.

El primer ataque se perpetró poco antes de la medianoche local, cuando un grupo de hombres armados abrieron fuego contra otro furgón policial en las afueras de la ciudad de Pesháwar, muy próxima a Charsadda y capital de la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa.

En el intercambio de fuego inicial murieron dos agentes y varios resultaron heridos, lo cual provocó la llegada de ambulancias y equipos de rescate, que también fueron tiroteados por los atacantes, que acabaron con la vida de otros tres policías.

El incidente ocurrió en el suburbio de Badaber, escenario habitual de acciones de la insurgencia talibán, según un responsable policial de Pesháwar.

La convulsa provincia de Khyber Pakhtunkhwa, fronteriza con Afganistán y refugio de células talibanes, grupos yihadistas y organizaciones mafiosas que operan a ambos lados de la línea divisoria con el país vecino.

Los ataques de las últimas horas llegan una semana después de que el principal grupo talibán del país, el TTP, decretó el fin de la tregua que mantenía desde inicios de marzo dentro del proceso de diálogo que mantiene con el Gobierno paquistaní.