Ataques recientes de Boko Haram habrían dejado más de dos mil muertos

Informaciones recogidas por Amnistía Internacional apuntan que el reciente ataque podría haber sido el más letal jamás perpetrado por el grupo.

Abuja

Cientos de cuerpos permanecen esparcidos en la ciuda de Baga, en el norte de Nigeria, en medio de un ataque en curso descrito por la organización humanitaria Amnistía Internacional (AI) como la "masacre más mortífera" ejecutada por Boko Haram.

Mike Omeri, el portavoz del gobierno, afirmó que los combates continuaron este viernes en Baga, una ciudad en la frontera con Chad, donde los combatientes de Boko Haram tomaron por asalto una base militar clave el pasado 3 de enero y atacaron de nuevo este miércoles.

Informaciones recogidas por AI apuntan que el reciente ataque podría haber sido el más letal jamás perpetrado por el grupo al haber dejado, según cifras todavía no confirmadas, más de dos mil muertos.

"Parece que el ataque contra la ciudad de Baga y localidades anexas podría ser el acto más letal en el catálogo de ataques cada vez más despreciables de la organización extremista isámica", según señala la nota de AI, con sede en Londres.

"Las fuerzas de seguridad han respondido rápidamente, y han desplegado importantes recursos militares y se han realizados varios ataques aéreos contra posiciones de los extremistas", indicó Omeri en un comunicado.

La mayoría de las víctimas son niños, mujeres y ancianos que no pudieron escapar lo suficientemente rápido cuando los combatientes llegaron a Baga, disparando indiscriminadamente a la población, utilizando incluso granadas propulsadas por cohetes.

"La carnicería humana perpetrada por terroristas de Boko Haram en Baga es enorme", denunció Muhammad Abba Gava, portavoz de un grupo de civiles armados que combate a la organización islámica extremista, reportó la cadena qatarí de noticias Al Yazira.

Si esta matanza se llevó a cabo, "marcaría una escalada preocupante y sangrienta de la embestida constante de Boko Haram contra las población en el norte de Nigeria", dijo Daniel Eyre, investigador de Amnistía Internacional.

Según la cadena británica BBC, que se basó en fuentes militares, "se temen dos mil muertos" en los ataques. "La ciudad fue completamente devastada y las casas, incendiadas", añadió el reporte.

Se trata de la primera ofensiva del grupo en el año luego de un 2014 violento, en el que perpetró numerosos atentados y secuestros en su búsqueda por instaurar un Estado islámico en el norte del país.

Más de un millón de personas han sido desplazadas en el interior de Nigeria y cientos de miles han huido a través de las fronteras con Chad y Camerún, Una cifra no oficial revela que han muerto más de diez mil personas tan solo el año pasado en el conflicto con Boko Haram.