Hermanos Kouachi, discípulos de una red islamista de París

Los hermanos Said y Chérif Kouachi, acusados del ataque a Charlie Hebdo, formaron parte del grupo Buttes-Chaumont, cuyos integrantes se preparaban para la yihad.
La policía de Francia difundió la fotografía de Cherif Kuachi y Said Kuachi, los dos atacantes que aún están prófugos.
La policía de Francia difundió la fotografía de Cherif Kuachi y Said Kuachi, los dos atacantes que aún están prófugos. (AFP)

Los hermanos Said y Chérif Kouachi, acusados de la matanza en la revista satírica Charlie Hebdo, forman parte de un grupo de jóvenes musulmanes franceses adoctrinados en los años 2000 en París.

Chérif, el menor de los hermanos, fue condenado en 2008 a tres años de cárcel, tras ser detenido cuando iba a viajar a Irak. Said, el mayor, estuvo en 2011 en Yemen, donde recibió entrenamiento militar, según fuentes estadounidenses.

Un funcionario estadounidense dijo que Said se había entrenado en Yemen en el manejo de armas en 2011, a cargo de un miembro de Al Qaeda.

Según un estudiante que asistió a la universidad en Yemen junto a Said, el joven visitó por primera vez Saná en 2009. Junto a varios europeos originarios del norte de África, asistió a la Universidad al Iman, un establecimiento religioso fundado por el clérigo fundamentalista Abdel Majid al Zindani.

Al Zindani, un religioso sunita aliado del expresidente Ali Abdalá Saleh, tenía contactos para facilitar el trámite de visas para organizar las estadías de los estudiantes extranjeros.

La Universidad al Iman y también otros establecimientos de enseñanza privada sirvieron como caldo de cultivo a Al Qaeda para reclutar a combatientes extranjeros.

La pista de Said Kouachi se pierde entre 2010 y 2012, pero los responsables de seguridad yemeníes piensan que durante este periodo habría recibido un entrenamiento para el manejo de armas en el sur y el sudeste del país.

El estudiante dijo que volvió a encontrarse con Said en 2013 durante un enfrentamiento contra milicias chiitas, que habían atacado un centro de estudios salafista en Dammaj, en la provincia de Saada, un bastión chiita en el norte de Yemen.

Según otro compañero de Said, el joven defendió con armas, junto a otros estudiantes extranjeros, el centro salafista, que finalmente cayó en manos de los milicianos chiitas en diciembre de 2013.

Buttes-Chaumont 

Ambos estuvieron vinculados a la llamada red de Buttes-Chaumont -nombre de un parque del norte de París donde los integrantes hacían ejercicios físicos-, que reclutaba combatientes para hacer la yihad ("Guerra Santa") en Irak.

Tras desbaratar la red, la policía describió a Chérif Kouachi como un joven que odiaba a los "infieles" y que tenía intención de actuar en Francia.

En cambio, sus vecinos de Gennevilliers, al noroeste de París, donde vivía con su esposa integralmente velada, describían un hombre "servicial" y "cortés".

En la mezquita de la ciudad, donde Chérif oraba algunos viernes, el responsable, Mohammed Benali, afirma que no mostraba "ningún signo de radicalización".

Sin embargo, recuerda que antes de las elecciones presidenciales de 2012, había manifestado su disgusto cuando el imán solicitó a los fieles que concurrieran a votar.

Los dos hermanos estuvieron bajo el cuidado de los servicios sociales entre 1994 y 2000 en un centro educativo del centro de Francia.

El jefe del servicio educativo del centro, Patrick Fournier, los describió como "perfectamente integrados" y sin "problemas de conducta".

Los cursos del "emir" Benyettou

Los hermanos Kouachi, franceses de origen argelino, siguieron los cursos religiosos del joven "emir" Farid Benyettou en domicilios privados o mezquitas de Stalingrad, un barrio popular del noreste de París.

A partir de 2003 Chérif siguió los cursos de Benyettou y poco a poco se fue convirtiendo, lo que le llevó entre otras cosas a dejar de fumar marihuana y a respetar los ritos religiosos, según fuentes cercanas al caso.

En sus cursos, Benyettou apoyaba la yihad en Irak, un tema que trató en particular con Chérif, a quien le decía que en ese contexto el islam considera "legítimos" los atentados suicidas.

"Cuando Benyettou me hablaba tenía la impresión de que de cierta manera me decía: '¿ves? Las pruebas están delante tuyo'", dijo Chérif Kouachi a los investigadores. "Cuando él hablaba, tenía la impresión de que la verdad estaba ahí, delante de mí", aseguró.

En ese momento negó cualquier intención de actuar en Francia y no fue procesado.

Sin embargo, Benyettou, que lo describió como "muy impulsivo y muy agresivo", afirmó que Chérif Kouachi le habría hablado "de su intención de atacar a la comunidad judía en París antes de irse para participar en la yihad".

En 2004 le manifestó a Benyettou su deseo de viajar Irak.

El "emir" le confió la misión de "unirse al grupo de Abu Musab al Zarkaui", dirigente en ese momento de la rama iraquí de Al Qaida.

Benyettou "me habló de setenta vírgenes y de una gran casa en el Paraíso" y de "estrellar contra una base estadounidense un camión cargado de explosivos", dijo Chérif.

Detención y encarcelación

Sin embargo, Chérif, un individuo "indignado por las torturas que los estadounidenses infligieron a los iraquíes", según testimonios, no llegó a viajar a Irak.

En 2005 fue detenido antes de que tomara el vuelo rumbo a Siria, etapa previa a su ingreso en Irak. Dijo entonces que ya no estaba tan decidido y que había seguido sus planes por "orgullo", según fuentes cercanas al caso.

Chérif fue finalmente condenado en 2008 a tres años de cárcel.

En prisión, Chérif conoció a Djamal Beghal, una figura del islam radical francés, quien ejerció, según las fuentes, "una fuerte influencia" y lo llevó a practicar "un islam muy riguroso".

Años antes, Chérif, cabeza afeitada y perilla rala en la foto difundida la noche del miércoles por la policía, hablaba de su pasión por el rap, como lo muestra un video de 2004 difundido por la televisión francesa.

Especialistas del islamismo radical piensan que Chérif Kouachi finalmente viajó a Irak después de salir de la cárcel en 2010, pero esa información no fue confirmada. También tienen dudas sobre el lugar donde los hermanos Kouachi aprendieron a usar armas.

La investigación sobre la red de Buttes-Chaumont aporta algunos elementos de respuesta.

Al parecer Benyettou lo puso en contacto con un "instructor" que le enseño, según Chérif, el uso de las armas.

"Me explicó que había tres niveles de tiro: de seguridad, tiro por tiro o en ráfagas" y "los tipos de municiones" en un curso que duró una hora, dijo Chérif, que agregó que también había buscado información en internet sobre los fusiles kalachnikov.