• Regístrate
Estás leyendo: Assange pide a Suecia y GB dejarlo en libertad
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 03:53 Hoy

Assange pide a Suecia y GB dejarlo en libertad

El fundador de WikiLeaks califica como “victoria innegable” el dictamen del comité de Naciones Unidas que señala como “arbitraria” su detención.

Publicidad
Publicidad

Agencias

Julian Assange instó ayer al Reino Unido y Suecia, desde la embajada de Ecuador en Londres, a acatar el dictamen de un comité legal de la ONU que calificó su situación como una “detención arbitraria”.

“Qué momento dulce. Esta es una victoria innegable”, dijo Assange desde el balcón de la embajada, en una de sus muy escasas apariciones públicas en los más de tres años y medio que lleva recluido.

“Todo este proceso me ha endurecido y puedo encajarlo. Pero, ¿qué derecho tiene este gobierno, o el gobierno estadunidense, o el sueco, a negarle a mis hijos el derecho a ver a su padre?”, se preguntó.

Antes, participó por video en una conferencia de prensa en la tildó de “insultante” la reacción del ministro de Exteriores británico Philip Hammond, quien tachó de “ridículo” el dictamen del Grupo de trabajo sobre detención arbitraria de las Naciones Unidas.

Este comité estimó ayer que “Assange fue detenido arbitrariamente”, e instó a “las autoridades suecas y británicas” a poner fin a su detención y a respetar su derecho a recibir una compensación.

El fundador del portal de noticias WikiLeaks, de 44 años, “nunca estuvo detenido arbitrariamente por el Reino Unido (...). De hecho, está evitando voluntariamente una detención legal al elegir permanecer en la embajada ecuatoriana”, señala un comunicado del Foreign Office.

Suecia, por su parte, dijo que “no está de acuerdo” con el comité y que éste “no tiene derecho (...) a interferir en un caso en curso”.

Assange lleva desde junio de 2012 en la embajada ecuatoriana, cuando pidió asilo a Quito para evitar ser extraditado a Suecia. La fiscalía del país nórdico quiere interrogarlo por una presunta violación cometida en 2010, que él niega.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, aseguró en rueda de prensa que “es tiempo de que ambos gobiernos (británico y sueco) corrijan su error, que permitan la libertad de Julian Assange, que cesen la arbitrariedad de su detención y que además resarzan el daño provocado a este hombre”.

“Es una evidente persecución política, queda absolutamente demostrado”, agregó.

El australiano siempre temió que Suecia fuera solamente una escala hacia un destino final en Estados Unidos, cuyo gobierno estaría deseando echarle el guante por haber publicado miles y miles de documentos confidenciales sobre las guerras de Irak y Afganistán, así como cables privados de sus embajadas.

El hombre que le proporcionó muchos de esos documentos, el soldado Chelsea Manning, cumple por ello una condena de 35 años de cárcel.

El jurista español Baltasar Garzón, coordinador del equipo legal de Assange, instó a Suecia a anular la euro orden emitida contra su cliente.

En declaraciones a la agencia EFE, Garzón sostuvo que la posición de los gobiernos británico y sueco demuestra “una clara persecución política”.

“Si alguna duda había hasta ahora de que eso era así, a partir de la decisión del Grupo de Trabajo de la ONU, que declara la detención arbitraria, ya no cabe duda de que se está protegiendo el interés subyacente del procedimiento judicial que se lleva a cabo contra Julian Assange y WikiLeaks” en EU, declaró.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.