• Regístrate
Estás leyendo: Taxista ruso se durmió antes de atropellar a peatones
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 22:05 Hoy

Taxista ruso se durmió antes de atropellar a peatones

El hombre, de 28 años originario de Kirguistán, dijo que había trabajado 20 horas por lo que se quedó dormido y se pisó accidentalmente el acelerador en lugar del freno.
Publicidad
Publicidad

El autor del atropellamiento en el centro de Moscú, que dejó ayer varios heridos leves, entre ellos dos mexicanos, confesó que se subió a la acera en la céntrica calle de Ilinka al confundir el freno con el acelerador y luego de pasar casi 20 horas al volante, según el video de su interrogatorio difundido hoy.

"No recuerdo cómo pasó todo, no lo entiendo... Quería darle al freno, pero pisé el acelerador", dijo el taxista de 28 años, originario de Kirguistán.


Al ser cuestionado por el motivo de la huida del lugar del atropello, el conductor, identificado aseguró que lo hizo por "miedo".

"Tuve miedo de que me mataran, había mucha gente allí", dijo en alusión a las personas que rodearon el coche tras el incidente.

El hombre detalla que tiene una experiencia de dos años al volante, pero en Moscú estaba conduciendo solo un mes.

Al mismo tiempo, asegura que tenía todos los papeles en regla y desmintió estar bajo los efectos de alcohol, como especularon algunos medios, porque no bebe, ni fuma.

Este dato lo corroboró también la Policía al indicar que el correspondiente examen no confirmó la presencia de alcohol en la sangre del conductor.

Según los últimos datos, entre los paseantes que solicitaron ayer asistencia médica tras el suceso hay dos mexicanas, dos azerbaiyanos, dos rusos y un ucraniano.

Fuentes de la Embajada de México informaron de que las personas dos heridas "están bien", y tras ser atendidas por paramédicos en el lugar de los hechos no requirieron hospitalización.

jamj

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.