• Regístrate
Estás leyendo: Buscan a 12 niños atrapados en una cueva tailandesa
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 03:17 Hoy

Buscan a 12 niños atrapados en una cueva tailandesa

Tras siete días desaparecidos, el objetivo de las autoridades es encontrarlos vivos.
Publicidad
Publicidad

Los socorristas movilizados para encontrar a los 12 niños y su entrenador atrapados desde el sábado pasado en una cueva inundada de Tailandia retomaron este viernes su búsqueda contrarreloj, complicada por una inundación provocada por las lluvias.

Debido a las trombas que se abaten desde hace varios días sobre la provincia de Chiang Rai (norte), el nivel del agua no deja de subir dentro de la cueva, donde los pequeños de entre 11 y 16 años y su entrenador de futbol, de 25, se refugiaron hace siete días.

El jefe de la junta tailandesa, el general Prayut Chan-O-Cha, se desplazó hasta el lugar para apoyar a las familias y supervisar la operación de rescate, que moviliza a un millar de efectivos, entre ellos militares estadunidenses y buzos británicos.

“Tener fe nos hará conseguirlo (...) El patriarca supremo (budista del reino) me pidió que les dijera a todos que mediten”, afirmó ante los padres de los jóvenes.

Estos se van relevando desde hace siete días para rezar junto a monjes budistas delante de la cueva, donde se instaló un pequeño altar con ofrendas.

Tras una suspensión de las operaciones submarinas el jueves debido a un nivel demasiado alto a pesar de las numerosas bombas de agua instaladas, éstas se reanudaron durante la noche.

Ayer hubo dos avances. Por un lado, uno de los buzos consiguió penetrar en la red subterránea, y por otro, un equipo progresó perforando un pozo vertical.

“Si tenemos suerte y encontramos a los niños, no los sacaremos en seguida pero asignaremos equipos para que se queden con ellos”, declaró el gobernador de Chiang Rai, Narongsak Osottanakorn, a pesar de que después de siete días desaparecidos, la posibilidades de sobrevivir se reducen.

“Tenemos preparados equipos médicos (...) ya que si salen ahora tendrán problemas de visión y para respirar”, tras una semana en la oscuridad de la cueva, precisó.

En este caso la inundación de la cueva y la disminución de las bolsas de aire complican las operaciones. Cuarenta bombas de agua adicionales fueron enviadas desde Bangkok el viernes, precisó el gobernador.

Los chicos entraron el sábado pasado en la cueva de Tham Luang, situada cerca de la frontera con Birmania y Laos, después de un entrenamiento. Pero las lluvias bloquearon la entrada principal de esta compleja red subterránea de más de diez kilómetros de longitud.

El drama ha suscitado una gran conmoción en este país budista, donde se han organizado cadenas humanas en escuelas formando el número 13, en alusión a los desaparecidos, y oraciones en el seno de la minoría musulmana.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.