Detienen a mujer sospechosa de matar sus cinco bebés

La mujer fue arrestada en Finlandia luego de que se encontrarán los cadáveres de cinco de sus hijos recién nacidos en el sótano de su casa.

Finlandia

La Policía finlandesa ha detenido en Oulu, en el noroeste del país, a una mujer de 35 años sospechosa de haber matado a cinco de sus hijos recién nacidos, cuyos cadáveres descompuestos fueron hallados en varias bolsas de plástico en el sótano del edificio en el que residía, informan hoy medios locales.

La Policía descubrió los restos humanos el martes tras ser alertada de que había un olor nauseabundo en un cuarto trastero del sótano de un bloque de viviendas situado en el centro de Oulu.

Cuando los agentes investigaban el origen del olor, una vecina se acercó y les confesó que se trataba de cinco bebés a los que ella misma había dado a luz hace entre cinco y diez años, según explicó un portavoz policial a los medios finlandeses.

La mujer negó haber asesinado a los recién nacidos y aseguró que nacieron muertos, aunque no quiso explicar por qué guardaba sus restos en bolsas ni dio más detalles sobre los sórdidos sucesos.

La Policía, que ha iniciado una investigación, indicó que no se podrá determinar la edad de los bebés ni la causa de su muerte hasta que se realicen las autopsias, ya que están en avanzado estado de descomposición.

No obstante, los agentes arrestaron a la mujer como sospechosa de múltiple asesinato hasta que concluya la investigación.

"Sospechamos que puede tratarse de homicidio, porque los fetos estaban ya tan desarrollados que, de haber nacido en condiciones normales, probablemente hubieran sobrevivido", declaró a la televisión finlandesa Yle el comisario Seppo Leinonen.

Al parecer, la mujer se había mudado al edificio donde aparecieron los restos humanos hace poco tiempo, llevando entre sus pertenencias las bolsas con los cadáveres, lo que explicaría que el caso no se haya descubierto antes.

Según la Policía, la sospechosa vivía con su marido y varios hijos, aunque no hay indicios de que ellos u otras personas estén implicadas en el caso.

Las autoridades sospechan que los bebés muertos podrían ser fruto de antiguas relaciones de la mujer con otros hombres, antes de que formara su actual familia.