Seúl afirma que seguirá la presión contra el desarrollo nuclear norcoreano

El Gobierno de Corea del Sur censuró a Corea del Norte por reafirmar su apuesta por las armas atómicas durante el VII Congreso del Partido de los Trabajadores.
La presidenta surcoreana Park Geun-Hye advirtió a Corea del Norte de un camino de "autodestrucción" de seguir las pruebas nucleares
La presidenta surcoreana Park Geun-Hye. (AFP)

Seúl

El Gobierno de Corea del Sur censuró hoy a Corea del Norte por reafirmar su apuesta por las armas atómicas durante el VII Congreso del Partido de los Trabajadores y aseguró que continuará la presión para forzar al régimen de Kim Jong-un a la desnuclearización.

"Tanto el Gobierno surcoreano como la comunidad internacional son firmes en la posición de que Corea del Norte no puede ser reconocida como un estado nuclear", expresó el Ministerio de Unificación de Seúl en un comunicado.

El comunicado es una respuesta al mensaje emitido el domingo por el comité central del Partido de los Trabajadores norcoreano, que reafirmó por unanimidad la política "byeongjin" del líder Kim Jong-un, consistente en impulsar de manera simultánea el desarrollo económico y de armas nucleares.

En este sentido, Seúl aseguró en el comunicado que "seguirán los esfuerzos para presionar al Norte mediante la aplicación de la Resolución 2270 del Consejo de Seguridad de la ONU".

Esta resolución, adoptada en marzo tras las últimas pruebas nuclear y de misiles de Pyongyang, impone al país comunista duras sanciones comerciales con el objetivo de ahogar sus finanzas y forzarlo a desistir en sus ambiciones atómicas.

El VII Congreso del Partido de los Trabajadores norcoreano ha acaparado una gran atención al ser el primero en 36 años y de él se espera que marque las directrices políticas del régimen de Kim Jong-un en el futuro.

El propio Kim pronunció un discurso durante el congreso en el que reafirmó su política "byeongjin", aunque también lanzó un mensaje de conciliación a la comunidad internacional al asegurar que Corea del Norte no usará sus armas nucleares si no es atacada previamente.