• Regístrate
Estás leyendo: Argentina salda cuenta con los "fondos buitre"
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 15:55 Hoy

Argentina salda cuenta con los "fondos buitre"

El gobierno de Macri depositó ayer 9,300 millones de dólares para pagar a los acreedores especulativos y así poner fin al "default" técnico del país.

Publicidad
Publicidad

Agencias

Argentina pagó más de nueve mil millones de dólares a los fondos especulativos de inversión para dejar atrás la cesación de pagos que comenzó en 2002 y regresar así al mercado financiero internacional.

El Estado argentino depositó ayer en Nueva York 9 mil 300 millones de dólares para saldar los acuerdos judiciales con los denominados fondos buitres, un grupo formado por alrededor del siete por ciento de los acreedores que rechazaron los canjes de deuda de 2005 y 2010.

La reestructuración fue aceptada por 93% de los bonistas que cayeron en cesación de pagos hace 14 años, pero estos no podían cobrar desde mediados de 2014 por una sentencia de la justicia estadunidense que establecía que Argentina debía pagarle a los fondos buitres para poder seguir pagando su deuda reestructurada.

En ese sentido, el juez de Nueva York ,Thomas Griesa, levantó ayer las medidas cautelares impuestas a Argentina por todos los casos que estaban bajo su jurisdicción, en relación al litigio por la deuda en moratoria desde 2002.

La decisión de Griesa, anunciada a través de un comunicado hecho público por el mediador Daniel Pollack, constituyó el último paso judicial para poner fin al default técnico en el que Argentina se encontraba desde 2014.

El juez Griesa expresó, en boca de su mediador, su “gran placer por haber podido ejercer su discreción y levantar la sanción como resultado del drástico cambio de circunstancias tras la elección del presidente Macri”, quien comenzó su mandato el pasado 10 de diciembre.

La ex presidenta Cristina Fernández (2007-2015) se negó a cumplir el fallo adverso que fue convalidado por la Corte Suprema de Estados Unidos, pero su sucesor, el conservador Mauricio Macri, buscó normalizar el pago de la deuda con el alegado propósito de reintegrar al país sudamericano a los mercados financieros y garantizar futuras inversiones que impulsen la estancada economía.

El nuevo gobierno negoció con los litigantes una quita de 40% sobre el monto reclamado.

“Luego de casi 15 años, Argentina sale del default (cese de pagos) y empieza una nueva etapa de empleo y crecimiento”, aseguró Macri en su cuenta de Facebook.

El ministro de Hacienda argentino, Alfonso Prat-Gay, celebró que Griesa haya levantado la medida cautelar que impedía el pago a los bonistas que habían entrado en los canjes del 2005 y 2010.

En su cuenta de Twitter, el ministro dijo: “Cautelar levantada. Basta de ataduras. Basta de cepos. #ChauDefault Arranca una nueva etapa. Los argentinos, listos para emprender y crecer”.

El conflicto con los acreedores surgió cuando Argentina declaró el cese de pagos de su deuda por unos 100 mil millones de dólares en 2001, en medio de una fuerte crisis económica. Los acreedores que rehusaron aceptar las reestructuraciones de 2005 y 2010 son los bonistas que ganaron el juicio contra el país sudamericano ante la justicia estadunidense.

La agencia estatal de noticias Télam detalló que de los 9 mil 300 millones de dólares depositados por Argentina, 6 mil 200 millones serán pagados directamente a quienes cerraron un acuerdo con Argentina antes del 29 de febrero. Otros 3 mil 100 millones se destinarán a un fideicomiso en el BNY (Bank of New York) para pagar a los que cerraron un pacto posterior a esa fecha.

Para enfrentar los pagos, Argentina colocó deuda días atrás por 16 mil 500 millones de dólares a un interés promedio del 7.2%. Fue su regreso a los mercados financieros, con la emisión más alta de los últimos 20 años para la economía de un país en desarrollo.

Los 16 mil 500 millones de dólares de deuda que emitió el gobierno argentino fueron en parte para pagar a los fondos buitres y también para financiar obras de infraestructura.

El objetivo del gobierno es reactivar la economía, que atraviesa una complicada situación por la inflación que podría llegar al 40% este año según estadísticas privadas y con más de 100 mil despidos denunciados por los gremios en los últimos cuatro meses.

Para cancelar la deuda, era necesario que el gobierno de Macri obtuviera el aval del Congreso, lo que logró en marzo gracias al apoyo de sectores peronistas de la oposición, que consideraron más beneficioso para el país llegar a un acuerdo con los fondos buitre.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.