• Regístrate
Estás leyendo: Arcoíris pirotécnico y fuertes medidas dan bienvenida a 2018
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 06:05 Hoy

Arcoíris pirotécnico y fuertes medidas dan bienvenida a 2018

Desde un arcoíris de fuegos artificiales en Australia a un show de luces en Dubai: así celebraron millones de personas la llegada de 2018 en todo el mundo.

Publicidad
Publicidad

Desde un arcoíris de fuegos artificiales en Australia a un show de luces en Dubai: así celebraron millones de personas la llegada de 2018 en todo el mundo, mientras ciudades como Nueva York o Londres incrementaron las medidas de seguridad para los festejos del Año Nuevo.

Los australianos recibieron 2018 con un espectacular arcoíris de fuegos artificiales sobre el emblemático puente de la bahía de Sydney, para celebrar la reciente legalización del matrimonio homosexual en el país.

Unas 1.6 millones de personas se congregaron para presenciar el espectáculo pirotécnico de 12 minutos que, según los organizadores, fue el mayor visto nunca en la ciudad australiana, protagonista de una de las celebraciones más populares entre los países que primero reciben el Año Nuevo.

En total, ocho toneladas de pirotecnia valoradas en unos 5,5 millones de dólares explotaron sobre la famosa bahía y con la Ópera de Sydney de fondo entre fuertes medidas de seguridad que incluyeron bloqueos de calles para impedir el acceso de vehículos.

Muchos de los asistentes llevaban acampados allí desde el sábado para asegurarse un buen lugar desde el que presenciar las celebraciones, que se retransmiten a todo el mundo.

Aunque la celebración en Australia es la que mayor atención internacional recibe en esa parte del globo, no es el primer país que celebró 2018: antes lo habían hecho los neozelandeses, cuya fiesta principal se coronó con cinco minutos de fuegos artificiales en la Sky Tower de Auckland.

Y antes de ellos lo celebraron los países insulares de Samoa, Tonga y Kiribati, en el océano Pacífico, que son siempre los primeros en dar la bienvenida al Año Nuevo con sus tradicionales danzas.

La llegada de 2018 tuvo lugar a las 10:00 GMT en las tres naciones. En Samoa, esto es así desde 2011, cuando las autoridades decidieron que el país pasara de ser el último en comenzar el año a convertirse en el primero al cambiar de huso horario.

En Dubái, en lugar de ofrecerse el tradicional espectáculo de fuegos artificiales, el emirato recibió el Año Nuevo con un extraordinario show de luces en torno al rascacielos más alto del mundo.

El Burj Khalifa, de 828 metros de alto, se convirtió en "pantalla" del show de casi seis minutos de duración, que comenzó a la medianoche local (20:00 GMT).

El propietario del rascacielos, Emaar, quiere ingresar al libro Guinness de los Récord con el espectáculo "Light Up 2018".

Más de 300 expertos, entre ellos más de 100 escaladores de edificios, participaron en la preparación del show, que llevó cinco meses, según informó Emaar.

El objetivo del espectáculo era además homenajear al fundador de los Emiratos Árabes Unidos, el jeque Said bin Sultan al Nahyan, que nació en 1918.

Por su parte, la Policía de Nueva York incrementó las medidas de seguridad por las celebraciones de Año Nuevo, en las que se espera que casi un millón de personas asistan hoy en Times Square a la tradicional ceremonia de la bola de cristal.

Las autoridades instaron a la gente a llegar temprano al lugar, porque habrá varios controles de seguridad.

Los visitantes deberán pasar junto a perros que olfatean en busca de explosivos y ser sometidos a dos controles, dijo James Waters, el Departamento de Lucha Contra el Terrorismo de la Policía de Nueva York, en Facebook.

"Habrá equipos fuertemente armados y perros desplegados a lo largo del área", señaló el jefe policial Terence Monahan al canal local de televisión WABC. "Tendremos equipos de observación con capacidad de frenar a francotiradores asignados en toda la zona", añadió.

Las fuertes medidas de seguridad se dan después de que el 31 de octubre murieran ocho personas, entre ellas cinco argentinos, en un atentado terrorista en el que un hombre atropelló a transeúntes y ciclistas en Manhattan, así como la matanza del 1 de octubre en Las Vegas, en la que un atacante disparó desde un hotel contra los asistentes a un concierto y mató a 50 personas.

La activista Tarana Burke, creadora del movimiento #MeToo que sacude las redes sociales para denunciar el acoso sexual contra las mujeres, será la invitada de honor para el evento en Times Square.

Burke se encargará de pulsar el botón con el que empieza la tradicional cuenta atrás de 60 segundos antes de que caiga la gran bola que simboliza el inicio del Año Nuevo.

En Londres, que también fue escenario de varios atentados recientes, la policía desplegó medidas especiales de seguridad y pidió a la población que esté alerta.

"Si asisten a un evento, cuídense unos a otros", señaló la policía en Twitter. "Si ven algo fuera de lugar, inusual o sospechoso, no lo ignoren, repórtenlo".

En Río de Janeiro se espera que alrededor de tres millones de personas se acerquen hoy a las playas de Copacabana para participar de la tradicional fiesta de fin de año en la ciudad, una de las más famosas del mundo.

En tanto, los chinos celebran también hoy el Año Nuevo, aunque de forma más tranquila a como se espera que lo hagan el próximo 16 de febrero, cuando comenzará el Nuevo Año Chino regido por el calendario lunar.

En el país asiático también el 1 de enero es festivo y en la capital Pekín y otras grandes ciudades sobre todo los jóvenes salen a cenar y a festejar con amigos.

Los hoteles de lujo occidentales organizan fiestas de fin de año para extranjeros y todos los que quieran acudir, pero no hubo fuegos artificiales a medianoche (16:00 GMT).

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.