Con apoyo de EU, kurdos recuperan presa de Mosul

La aviación estadunidense y las milicias del Kurdistán iraquí retoman en el norte el control de la estratégica represa, que estaba en manos del grupo ultrarradical Estado Islámico.
Un miliciano kurdo mantiene su posición cerca de la represa de Mosul, en la ciudad de Shamibarakat.
Un miliciano kurdo mantiene su posición cerca de la represa de Mosul, en la ciudad de Shamibarakat. (Jalid Mohammed/AP)

Mosul, El Cairo

Las fuerzas kurdas, apoyadas por la aviación estadunidense, arrebataron ayer la represa más importante de Irak a los yihadistas del Estado Islámico (EI), quienes también se enfrentan a tribus sunitas en el oeste de Irak.

“La represa de Mosul ha sido completamente liberada”, dijo Ali Awni a nombre del principal partido kurdo, y añadió que nuevos combates ocurrían en Tal Kayf, localidad en manos de los yihadistas sunitas ultrarradicales a 100 km de la represa.

Las fuerzas kurdas lanzaron el sábado una ofensiva para recuperar la presa, en manos del EI desde el 7 de agosto, la cual suministra agua y electricidad a la mayor parte de la zona y también a Bagdad.

Estados Unidos, que inició sus bombardeos el 8 de agosto, lanzó en los dos últimos días 23 ataques con aviones y naves no tripuladas (drones), 14 de ellos ayer, que destruyeron vehículos militares y un puesto de control del EI.

El objetivo es apoyar “los esfuerzos humanitarios, proteger las infraestructuras importantes, al personal y las instalaciones de Estados Unidos en Irak, y ayudar a las fuerzas de seguridad kurdas”, dijo el comando militar de EU en Oriente Medio y Asia Central.

Irak está sumido en el caos desde que el 9 de junio el EI —financiado por “fondos privados” de la también sunita monarquía petrolera de Arabia Saudí— lanzó una ofensiva al norte de Bagdad, ampliada a localidades cercanas a la región autónoma del Kurdistán iraquí, en la frontera con Turquía e Irán.

El EI, una alianza de organizaciones radicales nacida en Irak, en 2006, bajo el paraguas de la red Al Qaeda durante la ocupación de EU (2003-2011), anunció en abril de 2013 que comenzaba a operar también en Siria, lo que le enfrentó con la cúpula de Al Qaeda, que pide se limite a Irak.

El objetivo del EI, con prácticas más extremas que Al Qaeda y responsable de atentados, secuestros, degüellos y ejecuciones, es crear un emirato islámico en Siria e Irak.

Los yihadistas entraron el viernes en Kocho, a 150 km al suroeste de Mosul, donde mataron a unas 80 personas, en su mayoría yazidíes, dijo el gobierno iraquí, que denunció una “masacre”.

Kocho está cerca de Sinjar, una ciudad que el EI tomó el 3 de agosto y de donde huyeron miles de civiles, muchos de la minoría preislámica kurdohablante y no musulmana de los yazidíes, considerados “herejes” por los yihadistas.

Para detener su avance, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó una resolución para impedir el reclutamiento y fondos a los yihadistas en Irak y Siria, mientras la Unión Europea apoyó la entrega de armas a los combatientes kurdos, como ya hacen Francia y EU.

Bombardeos en Siria

Al menos 31 yihadistas del EI fueron muertos ayer en bombardeos de la aviación siria contra más de 20 lugares en la provincia de Raqa (norte), informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres.

Los ataques se centraron en antiguos edificios  públicos, ocupados por el EI, como la sede de la Justicia militar y de la Inteligencia siria.

El gobierno del presidente Bachar al Asad, se enfrenta además desde marzo de 2011 a una coalición político-militar apoyada por EU.

En la provincia de Anbar, al oeste de Bagdad y de mayoría sunita, una coalición de una veintena de tribus apoyada por el ejército sirio continuaba con su ofensiva lanzada el viernes contra los yihadistas, cuya ofensiva cubre las principales zonas de Siria e Irak, que EU también quiere poner a salvo con sus bombardeos.

Cameron se apunta

Los yihadistas del EI en Siria e Irak son una amenaza directa para Reino Unido, que debe emplear todas sus “capacidades militares” para frenar su avance, dijo el primer ministro británico, David Cameron.

No descartó “armar a los kurdos”, como hacen EU y Francia,  para combatir al EI, surgido ante la invasión de EU y Gran Bretaña a Irak en 2003.

De acuerdo con David Cameron, de no actuar a tiempo y con decisión, “este movimiento terrorista extremadamente peligroso continuará reforzándose hasta alcanzarnos en las calles de Reino Unido”.