Tras ataque en Berlín, captan a sospechoso en mezquita

La cadena de televisión RBB publicó un video en el que Anis Amri está en la puerta de una mezquita de Berlín tras arrollar a un centenar de personas en un mercado navideño.

Berlín, Alemania

El tunecino Anis Amri, sospechoso de haber cometido el atentado de Berlín del pasado lunes, fue captado horas después del ataque por una cámara de video vigilancia instalada ante una mezquita de la capital alemana.

La televisión pública RBB difundió las imágenes, en que se ve al joven, presunto yihadista de 24 años, en la puerta de ese centro, bajo vigilancia policial por ser un lugar de encuentro de la minoría radical salafista y sospecharse que se practica proselitismo yihadista.

TE RECOMENDAMOS: Hallan huellas del sospechoso de ataque en Berlín

Las imágenes corresponden a la madrugada del martes, unas ocho horas después del ataque, en que murieron doce personas y otras cincuenta resultaron heridas.

La citada cadena dispone asimismo de otras imágenes, correspondientes al 14 y el 15 de diciembre, en que se ve a Amri en la puerta de ese centro, del barrio berlinés de Moabit.

Según ese medio, el lugar fue objeto de un registro por parte de un comando especial de la Policía, cuestión no confirmada por las fuentes oficiales.

Las sospechas sobre Amri cobraron fuerza tras confirmarse que en la cabina del camión con que se cometió el atentado había huellas dactilares suyas.

El ministro de Interior, Thomas de Maizière, dijo que Amri es "altamente probable" el autor del atentado, mientras la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) dictó una orden de prisión para el fugitivo.

Según explicó una portavoz de la BKA, se registraron los lugares en los que el sospechoso ha vivido, en Berlín (noreste) y en Renania del Norte-Westfalia (oeste), y también, tras recibir una pista, un autobús de línea en la localidad de Heilbronn, en el suroeste del país.

TE RECOMENDAMOS: Alemania ofrece 100 mil euros por atacante de Berlín

A lo largo de la jornada se sucedieron múltiples informaciones y filtraciones no confirmadas, si bien las autoridades pidieron evitar las especulaciones y dejar trabajar a los investigadores, bajo presión ante la huida de un sospechoso al que creen "peligroso", "violento" y posiblemente armado.

AFC