Amenazan estudiantes con tomar edificios de gobierno en Hong Kong

La Federación de Estudiantes de Hong Kong lanzó esta amenaza en respuesta a las acciones policiales que acabaron ayer con el asentamiento de manifestantes en el barrio obrero de Mong Kok tras 60 ...
Policías de Hong Kong hacen guardia ante una multitud de manifestantes prodemocracia en el distrito de Mongkok
Policías de Hong Kong hacen guardia ante una multitud de manifestantes prodemocracia en el distrito de Mongkok (AFP)

Hong Kong

Los estudiantes que participan de las protestas prodemocráticas en Hong Kong amenazaron hoy con atacar edificios del gobierno tras una noche de enfrentamientos que tuvo lugar horas después de que la policía desalojara ayer una de las tres zonas ocupadas.

La Federación de Estudiantes de Hong Kong, una de las organizaciones líderes de facto del movimiento prodemocrático, lanzó esta amenaza en respuesta a las acciones policiales que acabaron ayer con el asentamiento de manifestantes en el barrio obrero de Mong Kok tras 60 días de acampada.

"Creo que hemos dejado muy claro que si la policía va a continuar por la vía de la violencia para desalojarnos, vamos a tomar acciones más violentas, dijo hoy a la emisora local RTHK Yvonne Leung, una de las líderes de la Federación de Estudiantes.

"Las nuevas medidas señalan a los edificios y algunos departamentos relacionados con el gobierno", dijo Leung, añadiendo que nuevos detalles serían anunciados antes del fin de semana.

Horas después del desalojo en el barrio de Mong Kok, cientos de manifestantes comenzaron a abarrotar algunas de las calles del distrito, profiriendo consignas como "queremos sufragio universal ya", lo que provocó nuevos enfrentamientos con la policía, que trató de desalojar a los ciudadanos golpeándoles con porras.

En la noche de ayer 55 personas fueron detenidas.

A las 4:00 (20:00 GMT) la policía dispersó a los manifestantes, quienes amenazan con volver a las calles de Mong Kok en la noche del jueves.

La policía empleó más de 6.000 agentes para acabar con el asentamiento de Mong Kok, en una operación que comenzó el martes y concluyó en la tarde del miércoles, cuando logró restablecer el tráfico en la calle Nathan, una vía de alta circulación que estuvo parcialmente tomada por el movimiento estudiantil desde el 28 de septiembre.

La operación policial, en la que participaron más de 6.000 agentes, se saldó con 156 detenciones, entre ellas la del líder de las revueltas, Joshua Wong.

Wong, al frente de la asociación estudiantil Scholarism, convocó una huelga estudiantil por la decisión de Pekín de restringir la libre elección de candidatos a las elecciones democráticas de Hong Kong, que derivó en el movimiento democrático que cumple ahora dos meses y que llegó a movilizar a más de 100.000 ciudadanos.

Wong pasará hoy a disposición judicial tras haber sido arrestado ayer por "obstrucción a las fuerzas policiales" durante el desalojo en Mong Kok.

Un dispositivo especial compuesto por más de 3.000 agentes, según medios locales, vigilará las calles del barrio obrero al menos hasta el domingo.