Dos muertos y tres heridos graves tras tiroteo en colegio de EU

Un romance frustrado pudo ser el móvil de que Jaylen Fryberg, estudiante del instituto Pilchuck de Marysville, al norte de Seattle, disparara mortalmente contra una alumna, hiriendo a otros cuatro ...
 Un estudiante se abraza a un familiar ante la Shoultes Christian Assembly después de ser evacuada de la escuela donde ocurrió el tiroteo
Un estudiante se abraza a un familiar ante la Shoultes Christian Assembly después de ser evacuada de la escuela donde ocurrió el tiroteo (AFP)

Los Ángeles

Un estudiante abrió fuego hoy en la cafetería de una escuela secundaria cerca de Seattle (noroeste de EEUU), matando a otro estudiante e hiriendo a varios más antes de suicidarse, dijeron la Policía y varios medios.

El autor del tiroteo ha sido identificado por medios y otros estudiantes como Jaylen Fryberg, quien en los meses previos al ataque colgó en Twitter sufridos mensajes de los que se deduce que el móvil del tiroteo podría haber sido un romance frustrado.

"Confirmamos que hay dos muertos", dijo el portavoz de la policía Robb Lamoureux en Marysvilole. "Confiamos en que sólo había un tirador y que el tirador está muerto", añadió. "Nuestros oficiales han inspeccionado todas las aulas y falta una segunda verificación más profunda", precisó Lamoureux.

Por su parte, el Centro Médico Providence de Everett, donde fueron trasladados tres de los heridos en situación crítica que presentaban heridas en la cabeza, informó de que dos de ellos (un chico y una chica) ya han abandonado el quirófano, mientras que otra chica sigue ingresada en la sala de operaciones.

El joven que ya ha abandonado el quirófano, de quince años, será trasladado al Centro Médico Harborview de Seattle, donde también se encuentra el cuarto de los heridos, un chico de catorce años que está grave tras haber recibido un disparo en la mandíbula.

The Seattle Times informó que habían muerto dos estudiantes y que otras cuatro personas habían sido heridas. Imágenes de televisión en vivo mostraban a un enjambre de policías y socorristas ingresando al colegio secundario Marysville-Pilchuck, en el estado de Washington.

Jaylen Fryberg aparece posando con armas de fuego en distintas publicaciones en redes sociales, incluyendo una fotografía en Instagram donde sostiene un rifle de caza. El jueves, el adolescente publicaba en su cuenta de Twitter: "Muy bien. Me diste.. esto realmente me destruyó".

Un buen chico

Un estudiante, identificado como Austin, declaró a la CNN que en la cafetería "había un grupo numeroso de muchachos... Él estaba tranquilo. Estaba sentado allí. Todo el mundo estaba hablando. De pronto lo vi ponerse de pie y sacar algo de su bolsillo. Al principio pensé que alguien estaba haciendo ruido con una bolsa, (...) y luego escuché otras cuatro grandes" explosiones.

"Vi a tres niños caer de su mesa al suelo, como muertos. Me lancé bajo una mesa para protegerme", añadió. Austin describió el arma como un pequeño revolver que dejó de disparar tras varias detonaciones. Según dijo a la cadena, el tirador era un "buen chico" conocido por todo el mundo en el colegio y según Austin "actuaba totalmente normal justo antes. Recuerdo haber hablado con él".

Varios medios han descrito al autor de los disparos como amerindio. Un alumno afirmó al Seattle Times que el tirador "quería a una chica que no quería salir con él, y se encontraba entre las personas a las que disparó". "Nunca creí que estaría aquí tras un tiroteo en una escuela", declaró al diario Seattle Times Heather Parker, cuyo hijo Corbin está dentro de la escuela.

"Está bastante impactado. Justo dijo 'estoy bien'. Trataba de calmarme", añadió. Tiroteos similares, como el que mató a 20 niños y seis adultos en Newton, Connecticut (noreste) en diciembre de 2012, han encendido un intenso debate sobre la normativa de porte de armas demasiado laxa en Estados Unidos.

El estado de Washington, donde tuvieron lugar los hechos, vivió otro tiroteo fatídico en un centro de enseñanza el pasado 5 de junio, cuando un hombre armado irrumpió en la Universidad Seattle Pacific, mató a un estudiante e hirió a otros dos.