Decretan alerta amarilla por sismos en Nicaragua

El terremoto de 6.2 dejó al menos 24 heridos y causó daños en 139 casas; tuvo su epicentro a 20 kilómetros al norte de Managua, cerca del volcán  Apoyeque.
Varias casas en Nagarote resultaron dañadas por el terremoto de 6.2 grados.
Varias casas en Nagarote resultaron dañadas por el terremoto de 6.2 grados. (AP)

Managua

El gobierno de Nicaragua decretó hoy alerta amarilla, la segunda en una escala preventiva, tras un sismo de 6.2 grados Richter que dejó al menos 24 heridos, tres de ellos hospitalizados, según un saldo preliminar.

Al sismo le siguieron dos réplicas de 4.0 y 5.4 grados, la primera a las 17:27 horas locales (00:27 GMT del viernes).

El secretario ejecutivo del Sistema de Prevención y Mitigación de Desastres (Sinapred), Guillermo González, dijo que los movimientos telúricos también dejaron un centenar de casas con afectaciones en las localidades de Nagarote y Mateares, cerca del epicentro sísmico.

El sismo más potente ocurrió en el Lago de Managua, cerca del volcán Apoyeque, al noroeste de la capital, con un epicentro frente a las costas de Nagatore, a unos 22 kilómetros al noreste de la ciudad, señaló el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

El decreto de "Alerta Amarilla" en los departamentos de Managua y León, al noroeste, se mantendrá por el riesgo de nuevas réplicas de impredecible magnitud, dijo González.

Los fuertes sismos fueron percibidos en el litoral del Pacífico y Centro de Nicaragua, lo que generó alarma en la población que salió de sus casas y se mantiene fuera de éstas ante el temor de nuevos movimientos.

Al primer sismo siguieron cortes inmediatos de los servicios de energía eléctrica y telefonía móvil.

La directora de Sismología de Ineter, Angélica Muñoz, dijo en rueda de prensa que la superficialidad del temblor, cuyo epicentro ocurrió a 10 kilómetros de profundidad, y la magnitud de 6.2 grados, provocó la fuerte remecida y las réplicas.

El Sistema de Prevención de Desastres activó los comités departamentales y municipales y se declaró en sesión permanente en Managua y León.