Alemania e Italia aprueban envío de armas a Irak

Alemania, Italia y Albania aprobaron el envío de armas a los kurdos iraquíes para frenar el avance del grupo yihadista Estado Islámico. 
Alemania, Italia y Albania autorizaron envió de armas al Kurdistán iraquí
Alemania, Italia y Albania autorizaron envió de armas al Kurdistán iraquí (Reuters)

Berlín, Alemania

Alemania, Italia y Albania se sumaron hoy a Francia en la iniciativa de suministrar armas a Irak para ayudar a las fuerzas de la autonomía kurda a combatir el avance de la organización yihadista Estado Islámico (EI).

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, y la titular de Defensa, Ursula von der Leyen, anunciaron que "en los próximos días" su país comenzará a enviar equipos como chalecos antibalas, cascos, gafas de visión nocturna y detectores de explosivos y que, dependiendo de la evolución en el terreno, mandará también armas.

La ayuda humanitaria que Alemania comenzó a mandar al norte de Irak la semana pasada "es importante, pero no es suficiente", aseguró Steinmeier, por lo que en breve el Gobierno alemán iniciará el envío de material militar no letal.

El ministro añadió que la decisión, tomada esta mañana entre él, Von der Leyen y la canciller alemana, Angela Merkel, prevé en una segunda fase y, en función de las necesidades, el envío directo de armamento a los kurdos, siempre en coordinación con las autoridades centrales de Bagdad.

"También debemos ayudar con armamento e incluso con armas (...) Estado Islámico debe ser detenido. No debemos perder tiempo", subrayó Von der Leyen.

Según Steinmeier, Europa debe prestar ayuda a los refugiados en el norte de Irak que huyen ante el "brutal" avance de EI, y parar a los terroristas suníes para evitar su extensión incontrolable por Oriente Medio, lo que desestabilizaría la región por completo y tendría importantes repercusiones para Europa y Alemania.

La Unión Europea acordó el pasado día 15 respaldar el envío de armas y material militar por sus países miembros, por decisión individual, a las fuerzas kurdas del norte de Irak que luchan contra los yihadistas.

Al día siguiente, el presidente de la región autónoma kurda de Irak, Masud Barzani, apremió a Occidente a acelerar el suministro de armas y a ayudarles a ahogar las vías de financiación de los yihadistas de EI.

"No necesitamos tropas extranjeras. Tenemos suficientes guerreros valerosos, pero nos faltas armas modernas y efectivas", declaró en una entrevista a la revista alemana "Focus".

Además de Alemania, también el Gobierno italiano aprobó hoy el envío de armamento a los kurdos en Irak, y la ministra de Defensa, Roberta Pinotti, explicó que el material está "constituido por armas automáticas ligeras y su munición, y (armamento) antitanque", de fabricación soviética, que fueron requisados en operaciones hace 20 años durante las guerras de los Balcanes.

"El mar Mediterráneo y Oriente Medio están siendo sacudidos por una amenaza que también afecta al conjunto de Europa", afirmó la jefa de la diplomacia italiana, Federica Mogherini, tras la aprobación del envío de armamento por las comisiones parlamentarias de Defensa y de Asuntos Exteriores.

Italia ya ha enviado seis aviones con ayuda humanitaria a Irak, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, se encuentra hoy mismo de visita en ese país, donde mantiene reuniones con su presidente, Fuad Masum, y con el de la autonomía kurda iraquí, Masud Barzani.

Hoy mismo, también el Ejecutivo albanés aprobó el suministro de material bélico a los kurdos iraquíes, como "una contribución de Albania al Gobierno de Irak en el marco de los esfuerzos de la coalición internacional en la lucha contra el terrorismo".

La carga, que saldrá mañana del aeropuerto internacional de Tirana rumbo a Irak en un avión militar especial, está compuesta por 22 millones de cartuchos de 7,62 milímetros, 15.000 granadas defensivas y 32.000 proyectiles de mortero de diferentes calibres.

De esta manera, Alemania, Italia y Albania se suman a la iniciativa de armar a los combatientes kurdos del norte de Irak, propuesta por Francia, hasta ahora el único país que lo hacía junto a EEUU, que además ha lanzado una ofensiva aérea contra las posiciones de EI en el norte.

Por su parte, el Reino Unido ha enviado en los últimos días un avión espía Rivet Joint para recabar información sobre el terreno y colabora en la entrega de armas suministradas por terceros países.

Además, Canadá anunció la semana pasada que transportará armamento para las fuerzas kurdas en el norte de Irak en aviones militares de carga CC-130J Hércules y CC-177 Globemaster de su Fuerza Aérea.

"A medida que continúa la desenfrenada violencia asesina del grupo Estado Islámico, Canadá sigue comprometida a proporcionar ayuda a miles de niños, mujeres y hombres iraquíes, incluidos los yezidis y cristianos que lo necesitan de forma desesperada", declaró entonces el primer ministro canadiense, Stephen Harper