El SPD elige a Schulz para desafiar a Angela Merkel

El ex presidente del parlamento europeo, Martin Schulz, fue elegido líder del partido socialdemócrata alemán y candidato a enfrentarse a Merkel por la jefatura del gobierno en septiembre.
Schulz sucede al vicecanciller y actual ministro del Exterior, Sigmar Gabriel.
Schulz sucede al vicecanciller y actual ministro del Exterior, Sigmar Gabriel. (Reuters)

Berlin

Martin Schulz, la nueva estrella del firmamento político alemán, fue elegido por unanimidad presidente del Partido Socialdemócrata (SPD) y nominado oficialmente como candidato a las elecciones legislativas del 24 de septiembre.

El ex presidente del Parlamento europeo, de 61 años, obtuvo el 100 por cien de los votos de unos 600 delegados reunidos en un congreso extraordinario en Berlín con el encargo de poner fin a 12 años de hegemonía de la demócrata cristiana Angela Merkel.

TE RECOMENDAMOS: Trump se niega a dar apretón de manos a Merkel 

"Creo que este resultado es el comienzo de la conquista de la cancillería", dijo un emocionado Schulz.

El resultado marca un récord en la historia de posguerra del SPD y supera al de Kurt Schumacher, de 1948, elegido con un 99.71 por ciento de los apoyos. Merkel fue confirmada en la presidencia de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) en diciembre pasado con el 89.5 por ciento de los votos.

En un discurso previo a la votación que fue ovacionado durante largos minutos, el líder de la centro-izquierda alemana anunció que presentará un programa electoral de "justicia, respeto y dignidad" en un congreso previsto para el 25 de junio en Dortmund, pero no entró en detalles.

"Si no velamos porque en este país haya mas justicia, no lo hará nadie", proclamó Schulz, considerado el rival de mayor peso para Merkel, quien busca su cuarto mandato.

El dirigente que ocupó un escaño en el Parlamento europeo durante 22 años y medio, formuló un fervoroso alegato a favor de la Unión Europea, que calificó del "mejor regalo que ha recibido la República Federal de Alemania en su joven historia".

"Conmigo no se habla mal de Europa", dijo el ex titular de la Eurocámara y Premio Carlomagno.

Schulz defendió la propuesta de suavizar algunos aspectos de la reforma del mercado laboral promovida hace 14 años por el entonces canciller socialdemócrata Gerhard Schröder, que acabó en la a escisión de la disidencia abanderada por Oskar Lafontaine, pero al mismo tiempo elogió la llamada Agenda 2010 "de la que todos se benefician".

También arremetió contra los populistas de derechas de Alternativa para Alemania (AfD). "La AfD no es una alternativa para Alemania. Es sencillamente una vergüenza para la República Federal", dijo en alusión a unas polémicas declaraciones de un dirigente populista que calificó de "monumento de la vergüenza" el sitio recordatorio del Holocausto en Berlín.

Asimismo Schulz anticipó una campaña limpia y justa pero sin mencionar a Merkel. "Esto es una lección para la campaña estadunidense de Donald Trump. La denigración, el manejo de noticias falsas, la condena generalizada de grupos enteros de personas no puede tener cabida en Alemania".

TE RECOMENDAMOS: Al menos tenemos algo en común con Merkel: Trump  

Schulz sucede al vicecanciller y actual ministro del Exterior, Sigmar Gabriel, quien sorprendió el 24 de enero al renunciar a su propia candidatura y proponer a Schulz, una figura exenta del desgaste de la política nacional, por considerar que tenía mejores perspectivas de desbancar a la popular mandataria Merkel.

"El resurgimiento del SPD tiene un nombre y es el de Martin Schulz", proclamó Gabriel.

La candidatura de Schulz ha resucitado al SPD, que languidecía en torno al 20 por ciento en la intención de voto y ahora está en el 32 por ciento, pisándole los talones a la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Merkel. Además le ha deparado más de 12.000 nuevos afiliados.

Sin embargo, la popularidad del líder socialdemócrata ha decaído un tanto, de 46 por ciento a principios de febrero a 38 por ciento en la actualidad, según arroja una encuesta divulgada hoy por el dominical "Bild am Sonntag".

En Alemania no se vota directamente al jefe de gobierno. A nivel de partidos, Schulz podría desplazar a Merkel únicamente al mando de una alianza de izquierda con los opositores del Partido La Izquierda y Los Verdes, con un 48 por ciento de los votos, precisa el actual sondeo.

Pero antes de la gran cita en septiembre, Schulz y sus socialdemócratas deberán superar tres pruebas a nivel regional, con elecciones en el estado del Sarre (26 de marzo), Schleswig-Holstein (7 de mayo) y Renania del Norte-Westfalia (14 de mayo).


jamj