Agotamiento obliga al Dalai Lama a cancelar viaje

El líder espiritual, de 82 años, declina invitación de Botsuana.
Los médicos le ordenaron reposo.
Los médicos le ordenaron reposo. (Mike Blake/Reuters)

Nueva Delhi

El Dalai Lama anunció que cancela la visita que iba a realizar el martes a Botsuana (sur de África) “debido al agotamiento”.

El Nobel de la Paz (1989), que vive exiliado en India, participaría en una conferencia espiritual prevista en Gaborone, capital de Botsuana, del 17 al 19 de agosto.

“Su santidad debe reconocer a su pesar que su cuerpo de 82 años le dice que debe descansar”, según el comunicado difundido en el sitio web del Dalai Lama. “Sus médicos le recomendaron que evitara los viajes largos en las próximas semanas”, agregó.

El gobierno de Pekín, que considera al Dalai Lama, Tenzin Gyatso, como un “separatista” que busca arrebatar el Tíbet a China, condena a los gobiernos extranjeros que reciben en su territorio al Nobel de la Paz y había advertido al país africano de la visita.

El líder budista afirma pedir una mayor autonomía para el Tíbet y no la independencia.

El portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Lu Kang, urgió a Botsuana a “respetar seriamente” la soberanía y la integridad territorial de China y a “tomar la buena decisión” en relación a la visita del Nobel de la Paz.

En el comunicado, el Dalai Lama también agradeció al presidente de Botsuana, Ian Khama, y a su gobierno “por su inquebrantable determinación de darle la bienvenida a su país, a pesar de la abrumadora presión para no hacerlo”.

Aunque el gobierno de Botsuana afirmó a mediados de julio que Khama se reuniría con el Dalai Lama cuando estuviera en el país, el ministro de Relaciones Exteriores, Pelonomi Venson-Moitoi, no mencionó el encuentro cuando confirmó en el parlamento la visita “privada” del líder espiritual.