• Regístrate
Estás leyendo: Agente cubano revela su participación en programa de la USAID
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 20:12 Hoy

Agente cubano revela su participación en programa de la USAID

El escritor y profesor universitario Raúl Capote reveló su participación en el programa de "jóvenes viajeros" cuando era un agente cubano infiltrado en la CIA.

Publicidad
Publicidad

Manuel Juan Somoza

El escritor y profesor universitario cubano Raúl Capote reveló hoy en La Habana su vinculación con el programa de “jóvenes viajeros” -destapado por la agencia estadunidense AP-, cuando estaba infiltrado en la Agencia Central de Inteligencia (CIA), a cuenta de los servicios secretos de la isla.

Agente “Pablo” para la CIA en 2009, Capote dijo que la finalidad de este y otros proyectos similares desarrollados en secreto en la isla por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) , es formar “un supuesto liderazgo afecto (a Washington), que tomara el poder en la hora del relevo” de los líderes históricos de la revolución.

Capote afirmó que “a finales de 2009, Rene Greenwald, el oficial CIA con el que trabajaba, y Marc Wachtenheim, que atendía a Cuba por la Fundación Panamericana para el Desarrollo”, le hablaron “de un proyecto como este que se está denunciado ahora” a partir de su destape por la AP.

En entrevista con el diario local Juventud Rebelde, Capote agregó que en aquella ocasión sus jefes estadunidenses le pidieron que apoyara “a un grupo de jóvenes que vendrían a la isla con la intención de buscar e identificar a líderes políticos y activistas dentro de las universidades”.

“Necesitaban que les diera orientaciones de cómo llegarle a nuestro muchachos”, dijo, y agregó que entre 2009 y 2010 comenzaron a desembarcar los primeros jóvenes, entre ellos una procedente de Honduras y otra de Guatemala, a las que adentró en la Universidad de La Habana.

Según las revelaciones de AP el domingo pasado, el programa de “jóvenes viajeros” era ejecutado por la empresa Creative Associates International, como contratista de la Usaid, y envió a la isla muchachos de Costa Rica, Venezuela y Perú bajo la pantalla de desarrollar proyectos de contenido cívico y para la prevención de salud.

Sin revelar nombres, Capote agregó que en 2010 desembarcaron “unos costarricenses con la misión de recopilar información en las universidades e identificar a los que se les podía llegar y subvertir (…), y luego vino una colombiana, esta si ya mucho más profesional”, con la finalidad de “preparar la llegada a Cuba y el accionar de este tipo de elementos”.

Capote, el agente “David” para la contrainteligencia cubana, relató cómo, por indicaciones del oficial de la CIA Rene Greenwald, “entrenó” a los jóvenes , “incluso en el conocimiento de nombres de profesores de la Escuela Latinoamericana de Medicina” ELAM.

“Se les dotaba de una bata blanca, un estetoscopio para que lo llevaran en la cartera, libros de medicina y todo lo necesario para si alguien les preguntaba en algún momento, sencillamente respondieran que eran estudiantes extranjeros de la ELAM”.

El Departamento de Estado reconoció la existencia del programa de jóvenes viajeros, pero negó que se desarrollara de manera secreta y tuviera la finalidad de fomentar acciones políticas en Cuba. El gobierno cubano calificó de “desvergonzada” la posición de Washington.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.