"Fue él", admite la defensa en apertura del juicio por atentados de Boston

La defensa de Djokhar Tsarnaev admitió que el joven de 21 años, musulmán de origen checheno, es el autor de los ataques que dejaron tres muertos y 264 heridos, y por los que podría ser condenado a ...

Boston

La defensa del único acusado de los atentados del maratón de Boston en 2013 admitió hoy en la apertura del juicio que Djokhar Tsarnaev cometió los ataques que dejaron tres muertos y 264 heridos, aunque buscó aliviar su culpabilidad insistiendo en la influencia de su hermano mayor.

"Fue él", dijo la abogada Judy Clark al lado de Djokhar Tsarnaev, un joven de 21 años musulmán de origen checheno que podría ser condenado a la pena capital si es declarado culpable del peor atentado cometido en suelo estadunidense desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Tsarnaev se presentó vestido con saco y camisa ante una sala de audiencia repleta en el tribunal presidido por el juez federal George O'Toole en la capital de Massachusetts (noreste de Estados Unidos), donde se revivió el horror de las explosiones de bombas artesanales cerca de la línea de llegada del maratón.

Varias víctimas, entre ellas algunos que sufrieron amputaciones, describieron la pesadilla, el sufrimiento y el miedo a morir durante los ataques de los cuales se responsabiliza a Djokhar y su hermano Tamerlan, de 27 años entonces y abatido por la policía cuatro días después del hecho.

Tras la primera explosión "era el caos" con "gritos y humo", contó Karen McWatters, amputada de una pierna y amiga de Krystle Campbell, una de las tres víctimas mortales junto a un niño de ocho años y una estudiante china de 22.

"Hubo otra explosión, y más caos, peor que la primera vez. Podía ver una parte de mi pierna y mi pie colgando (...). Sufría de manera horrible, intentamos acercar nuestros rostros. Nunca vi sus heridas. Me dijo muy lentamente que le dolían mucho las piernas. Nos teníamos de la manos hasta que la suya se aflojó. Ya no dijo más nada y no volví a verla viva", agregó.

El fiscal federal William Weinreb afirmó que el objetivo de los ataques "era matar tantas personas como fuese posible", recordando que algunas "se desangraron hasta morir en la acera", como ocurrió con Campbell.

Djokhar Tsarnaev se ha declarado no culpable de los 30 cargos que se le imputan, pero en un dramático alegato inicial su abogada defensora admitió ante los doce jurados que el joven estudiante ejecutó los ataques: "No esquivamos ni esquivaremos de ningún modo las responsabilidades de Djhokhar por sus acciones", dijo.

La letrada agregó que la defensa estaría de acuerdo con mucha de la evidencia presentada por la fiscalía y pidió en cambio al jurado que mantenga sus corazones y mentes abiertas para la segunda parte del proceso, centrada en la sentencia.

Djokhar está también acusado junto a Tamerlan de haber asesinado a un policía durante su fuga, que concluyó con la muerte de su hermano y su detención, escondido gravemente herido en un barco que se encontraba en el jardín de una casa de las afueras de Boston el 19 de abril.

"Un lado oculto"

Los hermanos Tsarnaev son un ejemplo de la amenaza que representan los "lobos solitarios" auto-radicalizados, tan temidos por las autoridades estadunidenses. La defensa buscó presentar a Tamerlan como el líder, el conspirador principal sin el cual nada habría sucedido."Fue Tamerlan Tsarnaev que se había auto-radicalizado. Djokhar lo seguía", dijo Clark.

Pero la fiscalía aseguró que Djokhar, que obtuvo la nacionalidad estadunidense en 2012 y estudiaba en la Universidad de Massachusetts en Dartmouth (cerca de Boston), "tenía un lado que mantuvo oculto" y leía literatura terrorista desde 2011.

En efecto, era considerado un joven bien integrado. Se encuentra desde su arresto prácticamente aislado en una cárcel-hospital a 70 km de Boston. El jurado, cuya selección finalizó el martes, está compuesto por ocho hombres y diez mujeres, todos blancos, doce titulares y seis reemplazantes.

Deberá decidir sobre la culpabilidad de Tsarnaev, pero también, en un segundo tiempo, si el acusado es condenado a la pena capital o a cadena perpetua, las únicas opciones posibles si es hallado culpable.

El estado de Massachusetts abolió la pena de muerte en 1984. Pero, al tratarse de un acto terrorista con uso de un arma de destrucción masiva, el caso pertenece a la justicia federal.

La abogada defensora Judy Clarke es de las mejores especialistas en pena capital en Estados Unidos. Ha logrado evitarla a varios acusados, entre ellos al autor del atentado de los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996, Eric Rudolph, o a Ted Kaczynski alias "Unabomber", el matemático ermitaño que había enviado entre 1978 y 1995 quince paquetes bomba que dejaron tres muertos y 23 heridos.

Todos se declararon culpables a cambio de una condena a cadena perpetua, algo que Tsarnaev puede aún hacer. Se estima que el juicio dure hasta junio.