Congresistas no aprobarán recursos a migración en EU

Los republicanos señalaron que si no se cambie la ley migratoria de 2008, no aprobarán la petición del presidente Barack Obama de más de 3 mil millones de dólares para combatir la migración.
Fuentes de ambos partidos dicen que la controversia sobre la ley migratoria de 2008, prácticamente ha hundido toda esperanza de aprobar los fondos que ha solicitado el presidente.
Fuentes del partido republicano y el demócrata dicen que la controversia sobre la ley migratoria de 2008, prácticamente ha hundido toda esperanza de aprobar los fondos que ha solicitado el presidente. (AP)

Washington

El acuerdo para aprobar 3 mil 700 millones de dólares que solicitó el presidente estadunidense, Barack Obama, para lidiar con la crisis de los niños migrantes, no se dará, aseguraron fuentes legislativas de los partidos Demócrata y Republicano.

El obstáculo principal es una ley que data de 2008 y que estipula que los menores de edad, muchos de los cuales están huyendo de la violencia en sus países, deben tener una audiencia ante un juez de inmigración.

Al preguntársele si habrá un acuerdo, el senador republicano John McCain, quien ayudó a redactar una ley migratoria el año pasado, respondió: "Lo dudo".

Lindsey Graham, también senador republicano que trabajó en el proyecto de ley migratoria, descartó la posibilidad de un acuerdo, "Ningún republicano va aprobar un gasto de miles de millones de dólares sin que haya cambios a esa ley", declaró.

Ante eso, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, acusó a los republicanos de "mantener niños como rehenes con tal de lograr su propósito".

Fuentes de ambos partidos dicen que la controversia sobre esa ley prácticamente ha hundido toda esperanza de aprobar los fondos que ha solicitado el presidente. El gobierno de Obama ha enviado señales contradictorias sobre si está dispuesto a modificar la ley, algo que para los republicanos es una condición indispensable. Los demócratas en el Congreso se oponen a usar los fondos de emergencia para impulsar una modificación a la ley.

"Hay que ser optimistas y hay que seguir trabajando", dijo el martes Nancy Pelosi, la líder de la minoría demócrata en la cámara baja, y añadió que "es simplemente asombroso, pero diga lo que diga el presidente, los republicanos se van a oponer".

Faltan apenas dos semanas para el receso legislativo y la Cámara de Representantes ha concluido siete de los 12 proyectos, pero el Senado no ha hecho ninguno. Las gestiones para reanudar el proceso de asignaciones en el Senado ha degenerado en un enfrentamiento sobre si los republicanos tienen derecho a proponer enmiendas a los proyectos.

También se estancaron  las negociaciones para mejorar la atención médica a veteranos, debido a la solicitud del gobierno de 18 mil millones de dólares para contratar a 10 mil médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud.