Presencia de Estados Unidos en Yibuti hasta el 2024

Durante una reunión en la Casa Blanca con el presidente de Yibuti, Ismail Omar Guelleh, Obama reveló que ambos Gobiernos se disponían a firmar hoy "un contrato a largo plazo".
El presidente estadunidense Barack Obama conversa con su homólogo de Yibuti Ismail Omar Guelleh, durante la reunión que han mantenido en el Despacho Oval de la Casa Blanca
El presidente estadunidense Barack Obama conversa con su homólogo de Yibuti, Ismail Omar Guelleh, durante la reunión que han mantenido en el Despacho Oval de la Casa Blanca (EFE)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció hoy la firma de un acuerdo con Yibuti para prolongar al menos durante 10 años más la presencia militar estadounidense en ese país del Cuerno de África, donde Washington cuenta con una base aérea crucial para sus operaciones con drones en Yemen y Somalia.

Durante una reunión en la Casa Blanca con el presidente de Yibuti, Ismail Omar Guelleh, Obama reveló que ambos Gobiernos se disponían a firmar hoy "un contrato a largo plazo" para mantener la base de Camp Lemonnier, que comparte pista de aterrizaje con el aeropuerto internacional de la Ciudad de Yibuti.

"Estas instalaciones que mantenemos en Yibuti son fundamentales. Camp Lemmonier es extraordinariamente importante no sólo para nuestro trabajo en el Cuerno de África, sino también en toda la región", subrayó Obama al comienzo del encuentro en el Despacho Oval.

El nuevo contrato tiene una duración de "diez años a una tasa de 63 millones de dólares por año", con la opción de extenderlo dos décadas más, según precisó a Efe un funcionario de la Administración estadounidense que pidió el anonimato.

Camp Lemmonier es la única base militar que EE.UU. mantiene de forma permanente en África y sirve como plataforma para misiones de lucha contra Al Qaeda en Yemen o para vigilar a la milicia somalí de Al Shabab, que busca instaurar en Somalia un Estado musulmán de corte wahabí (corriente radical suní originaria de Arabia Saudí).

Desde que se intensificaran las misiones contra el terrorismo islámico en Yemen y Somalia en 2011, se han llegado a realizar hasta 16 despegues diarios de drones desde Yibuti.

Además, estas instalaciones soportan una intensa actividad, ya que junto a los drones operan aviones civiles, cazas o aviones de apoyo a misiones contra la piratería en el Océano Índico y, además de los estadounidenses, acoge en las inmediaciones a tropas francesas o japonesas.

"El hecho de que alberguemos a las fuerzas estadounidenses en nuestro país demuestra nuestro apoyo a la paz internacional y a la paz en la región", indicó Guelleh.

Obama agradeció a Guelleh su cooperación en materia de seguridad y anunció su intención de aumentar la asistencia y equipos que proporciona a las fuerzas de seguridad yibutíes para "impulsar los objetivos compartidos de seguridad y antiterrorismo", según explicó la Casa Blanca en un comunicado.

Además, Obama se comprometió a aportar ayuda financiera para el desarrollo en Yibuti y a proporcionar asistencia técnica al sector energético del país, dentro de su iniciativa para promover el acceso asequible a la electricidad en África.

Ambos líderes acordaron establecer un foro bilateral para implementar esos compromisos, y aprovecharon la cita para preparar la Cumbre de Líderes de África y Estados Unidos, que se celebrará los próximos 5 y 6 de agosto en Washington y en la que también participará Guelleh, según adelantó hoy Obama.