• Regístrate
Estás leyendo: Activista mexicano testigo de asesinato sale de Honduras
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 23:11 Hoy

Activista mexicano testigo de asesinato sale de Honduras

Gustavo Castro, único testigo del asesinato de Berta Cáceres, declaró que regresa a México "con preocupación por la criminalización" que se hace con los activistas de derechos humanos.


Publicidad
Publicidad

El activista mexicano Gustavo Castro, único testigo del asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, salió hoy de Honduras, de regreso a México luego de que las autoridades judiciales revocaron la alerta migratoria, informaron medios locales.

En declaraciones a la estación local radio Progreso, Castro dijo que después de "tantos días de incertidumbre" se iba "con la preocupación por la criminalización" que se hace con los activistas de derechos humanos en Honduras.

Según la misma radio, el mexicano abordó un avión esta mañana de regreso a México.

Ayer, una jueza de Honduras resolvió suspender la alerta migratoria que regía contra Gustavo Castro.

La jueza Victorina Flores resolvió "dejar sin valor y efecto la medida de prohibición de salir del país" de Castro, subraya un comunicado del Juzgado Primero de Letras de La Esperanza, departamento de Intibucá, donde vivía y fue asesinada Berta Cáceres.

La notificación le fue girada al Instituto Nacional de Migración para que se "ordene a las delegaciones aéreas, terrestres y marítimas de la presente suspensión de alerta migratoria".

Castro estaba retenido en la embajada de México en Tegucigalpa luego de que las autoridades migratorias le impidieron salir del aeropuerto Toncontín por una alerta migratoria del juzgado de La Esperanza (oeste).

El mexicano resultó con heridas leves a manos de los desconocidos que la madrugada del 3 de marzo entraron a la vivienda de Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), en La Esperanza y la asesinaron a tiros.

Castro estaba en la vivienda de Cáceres porque al día siguiente ambos iban a participar en una conferencia sobre proyectos alternativos de generación de electricidad.

La fiscalía informó que desde el 13 de marzo empezó a investigar a la empresa Desarrollos Eléctricos de Honduras (DESA), que había amenazado a la ambientalista por oponerse junto con los miembros del Copinh a la construcción de una represa en el río Gualcarque, que atraviesa la zona de las comunidades indígenas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.