Un piloto se quedó fuera de cabina antes de accidente: NYT

Un audio de las cajas negras revela que uno de los pilotos salió de la cabina y ya no pudo volver a entrar, de acuerdo con el diario estadunidense.
Los rescatistas buscan algún sobreviviente en el lugar del incidente.
Los rescatistas buscan algún sobreviviente en el lugar del incidente. (AFP)

México

El diario estadunidense The New York Times reveló que uno de los pilotos de la aeronave de Germanwings que se accidentó el martes en Francia se encontraba afuera de la cabina y no pudo volver a entrar antes de que el avión se estrellara.

En una grabación de la cabina se escucha que uno de los pilotos salió antes de que el avión se precipitara y no pudo regresar a pesar de que tocó e intentó tirar la puerta, dijo uno de los investigadores del accidente.

"Un militar involucrado en la investigación describió que hubo una conversación muy relajada entre los pilotos en el principio del vuelo de Barcelona a Düsseldorf. Después el audio indica que uno de los pilotos salió de la cabina y no pudo volver a entrar", se lee en la nota publicada por NYT.

"El hombre afuera de la cabina tocó la puerta y no hubo respuesta. Después golpeó la puerta más fuerte y no hubo respuesta. Nunca hubo respuesta", dijo el investigador, quien reveló que, incluso, se escucha cómo intentó tirar la puerta.

Las autoridades intentan determinar las razones por las que el avión con 144 pasajeros a bordo y seis tripulantes se accidentó en condiciones climatológicas favorables.

The NYT contactó a las autoridades francesas para conocer su opinión sobre esta versión pero se negaron a hacer comentarios.

El Airbus A320, que iba de Barcelona, España, a Düsseldorf, Alemania, se estrelló la mañana del martes en los Alpes franceses tras despegar del aeropuerto de El Prat y a las 9:53 GMT la aeronave perdió contacto con la torre de control francesa.

Thomas Winkelman, presidente de la compañía aérea, aseguró que el piloto estaba capacitado, ya que tenía más de 10 años de experiencia y unas 6 mil horas de vuelo, mientras que el avión había sido sometido a una revisión completa el verano de 2013.

Autoridades francesas aseguraron que no hay sobrevivientes y que el avión se desintegró, pues el resto más grande es del tamaño de un auto.