A salvo 13 pasajeros de avión de paracaidismo tras accidente en Nueva Zelanda

Una vocera de la policía dijo que a bordo del aeronave iban seis pasajeros, seis tripulantes y un piloto, y que todos aterrizaron sin heridas significativas.

Wellington

Los 13 pasajeros que viajaban a bordo de una avioneta para practicar paracaidismo en Nueva Zelanda, lograron saltar de la aeronave con sus equipos minutos antes de que se estrellase contra un lago luego de sufrir un aparente fallo en el motor, dijeron las autoridades.

La vocera de la policía, Kim Perks, dijo que a bordo del avión iban seis pasajeros, seis tripulantes y un piloto, y que todos aterrizaron sin heridas significativas.

Roy Clements, director ejecutivo de la operadora del avión Skydive Taupo, dijo que los pasajeros eran turistas extranjeros y que a cada uno se le había asignado un instructor para efectuar saltos en pareja a entre 12.000 y 15.000 pies.

Pero poco después de despegar, algo empezó a ir mal cuando estaban a 2.000 pies, dijo.

"El avión registró un fuerte estallido y luego paró", explicó. "El piloto les dijo que saliesen. No tuvo que repetirlo dos veces".

El responsable explicó que los instructores ya llevaban puesto el paracaídas pero tuvieron que anclarse a los arneses de los pasajeros por cuatro puntos antes de saltar del avión.

Dijo que el piloto también llevaba paracaídas, un procedimiento habitual en este tipo de vuelos, y saltó después de asegurarse que todo el mundo estaba a salvo fuera de la aeronave.