Descarrilamiento del metro de Moscú deja 21 muertos

El accidente, que también causa 160 heridos, se produjo entre las estaciones de Slavianski Bulvar y Park Pobedy, en el este de la ciudad.
El tren viajaba a 70 km por hora cuando 3 vagones se salieron de la vía.
El tren viajaba a 70 km por hora cuando 3 vagones se salieron de la vía. (Mikhail Japaridze/AFP)

Moscú

Al menos 21 personas murieron ayer y más de 160 resultaron heridas al descarrilar tres vagones de un tren del metro de Moscú, en el accidente más grave en la historia del principal medio de transporte en la capital rusa y uno de sus mayores orgullos.

El accidente ocurrió en hora pico de la mañana, en el tramo entre las estaciones Park Pobedy y Slavianski Bulvar, cuando el convoy iba a 70 kilómetros por hora, en el este de la ciudad, según Vladimir Markin, vocero del Comité de Instrucción de Rusia.

Markin descartó de inmediato la posibilidad de un atentado terrorista como causa de la tragedia. La mayoría de las víctimas son moscovitas que se dirigían a su trabajo, informaron las autoridades.

El alcalde de Moscú, Serguei Sobianin, decretó para hoy un día de duelo en la capital, prometió una investigación exhaustiva para establecer las causas del accidente y advirtió que se aplicará todo el rigor de la ley a quienes resulten responsables.

En un inicio, fuentes de emergencia informaron que el accidente se produjo por una repentina caída de la tensión eléctrica, que provocó un error en el sistema de señalización y la brusca detención del tren.

La compañía Moesk, que suministra energía al metro, informó que en sus redes no se registró ninguna caída de tensión.

Hasta hoy el accidente más grave del metro de Moscú era el que se produjo en 1982 en la estación de Aviamotórnaya, cuando una avería en una escalera mecánica dejó ocho muertos y 30 heridos.

El metro ruso ha sido escenario de varios atentados terroristas, los dos más graves en 2004 y 2010, con saldo cada uno de 41 personas muertas.