Accidente del helicóptero presidencial empaña fin de campaña en Ecuador

Tres militares murieron y otro resultó herido en el suceso, en el día del cierre de campaña electoral de los comicios municipales del domingo.
El alcalde de Quito y candidato a la reelección, Augusto Barrera (d), durante el acto final de campaña en la capital de Ecuador
El alcalde de Quito y candidato a la reelección, Augusto Barrera (d), durante el acto final de campaña en la capital de Ecuador (AFP)

Quito

El accidente del helicóptero presidencial ecuatoriano, en el que murieron tres militares y otro resultó herido, empañó hoy el cierre de la campaña con miras a las elecciones locales que se celebrarán el próximo domingo en el país. Las autoridades dijeron que en el suceso, ocurrido en la tarde de hoy en la zona de Huigra, en el centro andino de Ecuador, fallecieron el teniente Jorge Luis Flores, el capitán Héctor Caicedo y el sargento segundo Cristian Unda. El capitán Fabián Pazos, quien también viajaba en el aparato, resultó herido y será trasladado a un hospital de Guayaquil (suroeste), informó la ministra ecuatoriana de Defensa, María Fernanda Espinosa.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, canceló inicialmente su asistencia a actos de cierre de su campaña en Quito, donde el candidato del movimiento oficialista Alianza País (AP), Augusto Barrera, aspira a la reelección como alcalde. A última hora, sin embargo, Correa se sumó al mitin final y explicó que no había asistido al resto de las actividades políticas por estar pendiente de las informaciones sobre el accidente. En su intervención en apoyo a Barrera, el mandatario dijo que los fallecidos "se adelantaron al encuentro con la eternidad en el cumplimiento de su deber".

Correa pidió a los asistentes que dediquen "mucho más esfuerzo para construir la patria que ellos también soñaron", en referencia a las víctimas. "Esto me toca muy en lo personal porque Héctor (Caicedo) era un querido amigo, era el piloto del helicóptero presidencial", explicó el mandatario. El accidente se produjo en la zona de Huigra, cuando el helicóptero, tipo DHRUV, cumplía una misión de traslado entre la ciudad portuaria de Guayaquil, en el suroeste del país, hacia Quito.

La ministra de Defensa señaló en una rueda de prensa que se ha conformado una Junta Investigadora del Accidente (JIA), compuesta por oficiales de las tres ramas de las Fuerzas Armadas y un asesor civil, que empezará su trabajo a primera hora de este viernes en la zona de San Roque, un sector de difícil acceso cerca de Huigra. El suceso se dio en medio del cierre de campaña electoral que efectuaron hoy los candidatos a alcaldes, prefectos de las provincias, concejales urbanos y rurales, y miembros de las juntas parroquiales.

Con 2.2 millones de habitantes, Quito es el bastión del partido de gobierno, Alianza País, y una posible derrota del alcalde y aspirante a la reelección, Augusto Barrera, es considerada por el mandatario como el inicio de un "período de desestabilización". "Sería muy peligroso que la capital cayera en manos de la derecha porque creo que empezaría la ingobernabilidad. Es más, estoy seguro de que ese es el plan de la derecha", dijo el gobernante en una entrevista radial.

Correa se enfocó en un comienzo de la campaña en arrebatarle a sus adversarios el control de Guayaquil (suroeste), en poder de la derecha desde hace dos décadas, pero debió cambiar la estrategia frente a las encuestas que hasta hace una semana vaticinaban una derrota de su partido en la capital. Alianza País, el movimiento que fundó el jefe de Estado y con el que alcanzó el poder en 2006, detenta solo o junto con otras fuerzas la mayoría de gobiernos locales, además de ser mayoría en el Congreso.

Según las más recientes mediciones, en Quito se vive una lucha voto a voto entre Barrera y el opositor Mauricio Rodas, mientras en Guayaquil las tendencias favorecen al actual alcalde, el opositor Jaime Nebot. La ley electoral prohíbe la divulgación de encuestas en la última semana de campaña. Correa, quien recibió del Parlamento varias licencias para hacer campaña, multiplicó sus apariciones ante los medios para apoyar a su candidato en Quito, y desoyó un pedido de la autoridad electoral para suspender su programa semanal de radio y televisión del sábado para evitar proselitismo en favor de Barrera.

"Hemos tenido terribles condiciones de inequidad (...), no sólo es la participación del presidente; es la participación activa en campaña de todos los ministros. Los medios de comunicación públicos se han convertido en un órgano de propaganda" de Barrera, dijo Rodas a la AFP.

Tras el cierre de la campaña, a la medianoche del jueves, empieza un periodo de dos días de silencio electoral para permitir la reflexión del voto a los 11.6 millones de ciudadanos convocados para participar en los comicios. Caravanas de coches, entrevistas en medios de información y masivas concentraciones en varias ciudades fueron la tónica en la última jornada de la campaña, que comenzó el pasado 7 de enero. El alcalde Barrera presidió en Quito junto a Correa una masiva concentración de Alianza País en el populoso sector de la calle Michelena, en el sur de la ciudad, donde dijo estar "muy optimista" de un triunfo en los comicios del domingo.

Cerca de ese sector, en el barrio Quito-Sur, el candidato opositor Mauricio Rodas, de la alianza Suma-Vive, que aparece como el principal rival de Barrera, también presidió una masiva concentración en la que dijo estar seguro de que el domingo se operará un cambio en la administración municipal. En Guayaquil, el alcalde opositor Jaime Nebot, que también va por la reelección, encaramado en un vehículo, lideró una masiva caravana que recorrió varias calles de la ciudad portuaria para culminar en una multitudinaria concentración en la zona del Malecón.

"Guayaquil ya decidió, todo, todito la 6", dijo Nebot a sus simpatizantes en referencia al número electoral del Partido Social Cristiano, que auspicia su candidatura en alianza con el movimiento Madera de Guerrero. Una de las principales contendientes del alcalde guayaquileño, la oficialista Viviana Bonilla, se dedicó hoy a visitar medios de comunicación, pues el cierre de su campaña lo realizó el miércoles, en una masiva concentración junto al presidente Correa y otras autoridades. Bonilla ha prometido "cambios estructurales" en la gestión municipal de Guayaquil, que es la ciudad más poblada de Ecuador y considerada bastión de la oposición al Gobierno de Correa.

A partir de la medianoche de hoy (05:00 hora GMT del viernes), los 28,180 candidatos suspenderán su actividad previo a los comicios en que serán elegidos 221 alcaldes y 23 prefectos, además de miembros de concejos municipales y juntas locales de gobierno.