Alista Juan Carlos abdicación a la corona española

Como último acto oficial, el rey Juan Carlos I firmará hoy la ley de abdicación para que mañana se haga efectiva la coronación de su hijo Felipe de Borbón. 
El rey Juan Carlos firmando el documento de su abdicación.
El rey Juan Carlos firmará la ley de abdicación en el Palacio Real para ceder la corona a su hijo Felipe, príncipe de Asturias.

Ciudad de México

Juan Carlos de Borbón firmará la ley de abdicación para ceder la corona a su hijo Felipe, príncipe de Asturias, en una ceremonia corta y solemne en el Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid, lo que será su último acto oficial como jefe de Estado.

La ley de abdicación entrará en vigor la noche de hoy, por lo que Felipe VI llegará siendo rey al Congreso de los Diputados de España la mañana del jueves, cuando tendrá lugar la ceremonia de proclamación del nuevo monarca en una sesión solemne de las Cortes Generales.

Serán testigos de este hecho unos 170 representantes institucionales, testigos en primera línea del acto de firma de la ley de abdicación por Juan Carlos I. La ceremonia comenzará a las 18:00 horas (horario peninsular) y durará unos 15 o 20 minutos, pues no hay discursos previstos.

Juan Carlos I la firmará la ley, que consta de un solo artículo, y el presidente de España, Mariano Rajoy, refrendará el acto.

"Su Majestad el rey Juan Carlos I de Borbón abdica la Corona de España. La abdicación será efectiva en el momento de entrada en vigor de la presente ley orgánica", se lee en la ley de abdicación.

No hay previstos discursos, pero se espera que Juan Carlos tenga algún gesto hacia su hijo, que apenas unas horas después le sucederá al frente de la corona española.

Padre e hijo irán vestidos de civil en la ceremonia del día 18 de junio en el Palacio Real en la que Felipe de Borbón será proclamado nuevo rey de España.

La coronación de Felipe VI se realizará en el Congreso de los Diputados, al cual no asistirá Juan Carlos.

El operativo de vigilancia está integrado por siete mil agentes, se bloqueará el espacio aéreo y habrá también 120 francotiradores.

Tras finalizar la ceremonia, los nuevos reyes (Felipe y Letizia) saldrán del Congreso y de inmediato abordarán un coche que les llevará al palacio Real, donde ofrecerán una recepción a dos mil invitados.

Durante el recorrido, que será breve, los monarcas recorrerán algunas de las principales avenidas de Madrid, como el Paseo del Prado, la Gran Vía y la calle de Alcalá.