Abaten al líder del Estado Islámico en Argelia

Abdelmalek Al Guri resultó muerto esta madrugada por miembros del Ejército en Issers, en la región de Bumerdes, al este de la capital.

Argel

El Ejército argelino ha matado a Abdelmalek al Guri, "emir" de Yund al Jilafa (Soldados del Califato), brazo del Estado Islámico (EI) en Argelia y autor del secuestro y decapitación del montañero francés Hervé Gourdel.

Según la cadena argelina Ennahar TV, que cita fuentes policiales, Al Guri resultó muerto esta madrugada por miembros del Ejército en Issers, en la región de Bumerdes, al este de la capital.

El Ministerio de Defensa Nacional ha divulgado un comunicado en el que informa de una operación militar que terminó con la muerte de "tres miembros de un peligroso grupo terrorista".

En la nota no se nombra a Al Guri, ya que, según Defensa, "está en curso la identificación" de los tres muertos.

Los terroristas circulaban a bordo de un vehículo donde se encontraron dos fusiles kalashnikov, un cinturón explosivo, abundante munición y varios teléfonos celulares.

Al Guri, de 36 años, era uno de los terroristas más buscados en Argelia junto a su antiguo jefe Abdelmalek Drukdel, quien supuestamente sigue fiel a Al Qaeda y encabeza su "rama magrebo-sahaliana" con el nombre de Al Qaeda en el Magreb Islámico.

Al parecer, la relación entre Drukdel y Al Guri se rompió recientemente y en septiembre pasado se dio a conocer el grupo del segundo, con el secuestro y decapitación de Gourdel, cuyas imágenes fueron difundidas en internet.

Según Yund al Jilafa, la muerte del montañero fue un acto en venganza por la participación de Francia en la coalición internacional que lucha contra el EI en Irak.