• Regístrate
Estás leyendo: A un año de los atentados, el Bataclan celebra la vida
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 08:37 Hoy

A un año de los atentados, el Bataclan celebra la vida

Con la voz de Sting en el escenario, la sala de conciertos parisina abrió sus puertas tras el ataque que dejó 90 muertos.

Publicidad
Publicidad

La Aldea

Un año después de los atentados, la música volvió a sonar anoche en el Bataclan, de la mano de Sting, en un emotivo concierto que comenzó con un minuto de silencio en homenaje a las 90 personas asesinadas allí el 13 de noviembre de 2015.

El concierto duró una hora y media y luego de las notas finales de “The Empty Chair”, el último tema interpretado por Sting, numerosos espectadores se abrazaron unos a otros y aplaudieron largamente celebrando tanto la presentación del cantante británico como el renacimiento de la sala parisina.

Fue con un minuto de silencio que Sting lanzó este concierto tan particular: “Esta noche, tenemos que conciliar dos deberes: primero recordar a quienes perdieron la vida en el ataque y también celebrar la vida, la música, en este lugar histórico”, dijo en francés.

Después del minuto de silencio, el músico entonó la canción “Fragile”, seguida de “Message in a Bottle”. En el escenario, lo acompañó el trompetista franco-libanés Ibrahim Maalouf.

En la sala, con una capacidad de casi mil 500 plazas, se reunieron sobrevivientes y familiares de las víctimas que murieron hace un año, así como seguidores del cantante.

“Tuvo el tono justo, fue un magnífico momento”, confió luego del concierto uno de los espectadores, Stéphane Pocidalo, de 35 años, refiriéndose a Sting, que evocó la situación de los migrantes y que homenajeó a James Foley, el periodista estadunidense ejecutado en Siria en 2014 por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

“Esta noche retomo mi vida como era antes. Es un deber, es una obligación estar ahí porque hay 90 personas que ya no pueden venir”, dijo Aurélien, uno de los sobrevivientes.

El millar de entradas que salieron a la venta el martes se agotaron en menos de media hora.

Jesse Hughes, cantante de Eagles of Death Metal, grupo estadunidense que tocaba hace un año cuando se produjo el ataque, y otro miembro de esa banda no pudieron ingresar. La dirección de la sala les negó la entrada por sus polémicas declaraciones en marzo.

“Ellos vinieron, yo los eché, hay cosas que uno no perdona”, declaró Jules Frutos, codirector de la sala, al terminar el concierto de Sting, en referencia a las sospechas expresadas por Hughes sobre los guardias de seguridad del Bataclan.

En la noche del 13 de noviembre de 2015, la ola de terror empezó en las inmediaciones del estadio nacional de Saint-Denis, norte de París, durante el partido de futbol Francia-Alemania, y continuó en el Bataclan y seis terrazas de bares y restaurantes. El balance final de los ataques, reivindicados por el EI, fue de 130 muertos.

La conmemoración del primer aniversario de estos atentados comenzó el viernes en el estadio, donde los 80 mil espectadores observaron un minuto de silencio antes de un Francia-Suecia de clasificación para el Mundial de 2018.

Este día, exactamente un año después del atentado, acompañando a familiares de las víctimas el presidente francés, François Hollande, la alcaldesa de París Anne Hidalgo y su par de Saint-Denis Didier Paillard acudirán a los lugares golpeados por los atentados: el estadio nacional, los bares y restaurantes Le Carillon, Le Petit Cambodge, La Bonne Bière, Cosa Nostra, Comptoir Voltaire, La Belle Équipe y finalmente la sala Bataclan.

En cada etapa, se descubrirán placas con los nombres de las víctimas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.