Zimbabue pide extradición del cazador del león Cecil

El ministro de Medio Ambiente, Oppah Muchinguri, afirmó que el estadunidense que cazó ilegalmente al popular león Cecil debe ser extraditado para hacerse "responsable de sus acciones".
Una niña sostiene un cartel afuera de la clínica dental de Walter James Palmer, acusado de matar al león Cecil.
Una niña sostiene un cartel afuera de la clínica dental de Walter James Palmer, acusado de matar al león Cecil. (Reuters)

Harare

El gobierno de Zimbabue anunció hoy que pidió la extradición del dentista estadunidense Walter Palmer, quien de manera clandestina cazó con flechas a Cecil, un popular león del Parque Nacional de Hwange, en el oeste del país.

La petición de Harare se produce en medio de una avalancha de críticas e indignación alrededor del mundo por la caza ilegal del león más querido en Zimbabue, y por la forma en que Palmer lo mató a principios de este mes.

El estadunidense de 55 años pagó 50 mil dólares para cazar un león en Zimbabue, pero esa práctica es ilegal, por lo que debe ser extraditado para que "se haga responsable de sus acciones", afirmó este viernes el ministro zimbabuense de Medio Ambiente, Oppah Muchinguri.

De acuerdo con los reportes, el león de 13 años fue atraído fuera de la zona de protección del parque Hwange con una carnada, y una vez allí Palmer le disparó flechas con un arco, causando serias heridas a Cecil, que aún así intentó escapar.

Más tarde, el felino -que era la principal atracción del parque y parte de un proyecto de investigación de la Universidad de Oxford- recibió un disparo con arma que lo mató y posteriormente le quitaron la piel y le cortaron la cabeza como trofeo de caza.

"Pedimos a las autoridades responsables la extradición (de Palmer) a Zimbabue", insistió Muchinguri en una conferencia de prensa en Harare, la capital del país.

En cuanto fue encontrado el cuerpo de Cecil, la policía inició la búsqueda de los responsables, desafortunadamente ya era "demasiado tarde para arrestar al cazador furtivo, pues ya había huido a su país de origen", señaló el ministro.

Añadió que la Fiscalía General de Zimbabue ya había iniciado el proceso para extraditar a Palmer, quien esta semana en un comunicado admitió haber matado a Cecil, pero dijo desconocer que fuera tan famoso y afirmó que actuó pensando que la cacería era legal.

Palmer, quien también está siendo investigado por Estados Unidos, pidió disculpas y aseguró que fue engañado por un guía profesional identificado como Theo Bronkhorst, quien fue arrestado por organizar la expedición, pero quedó libre tras pagar una fianza.