Yihadistas queman vivo a piloto jordano

El Estado Islámico difundió un video en el que se ve un hombre que es quemado vivo afirmando que se trata del piloto jordano capturado al estrellarse su F-16 en Siria en diciembre pasado.
Difunde video el Estado Islámico donde afirma haber quemado vivo al piloto jordano apresado en diciembre.
Difunde video el Estado Islámico donde afirma haber quemado vivo al piloto jordano apresado en diciembre. (Especial)

Beirut

 Un video divulgado el martes por el grupo extremista Estado Islámico muestra al piloto jordano Muath al-Kasaesbeh mientras aparentemente es quemado vivo.

El Gobierno jordano confirmó poco después que los militantes del movimiento habían ejecutado al rehén el martes 3 de febrero, según un reporte de la televisión estatal.

Reuters no pudo verificar de inmediato la autenticidad del video, que muestra a un hombre dentro de una jaula antes de ser prendido fuego. Kasaesbeh permanecía en cautiverio en manos del Estado Islámico desde que su avión se estrelló sobre Siria en diciembre durante una ofensiva militar contra el grupo.

Las fuerzas jordanas informaron a los familiares de Kasaesbeh sobre su muerte, dijo a Reuters uno de sus parientes.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, indicó en un comunicado que el video era verdadero y que mostraba el nivel de barbarie del Estado Islámico.

El mandatario demócrata dijo que las acciones del grupo redoblaron la determinación de la coalición militar encabezada por Washington para destruir al movimiento.

En el video, el hombre quemado viste un traje naranja similar a los que llevaron otros rehenes extranjeros del Estado Islámico que han sido capturados desde que la coalición de países aliados comenzó en julio a lanzar ataques aéreos contra los militantes.

El Estado Islámico ha divulgado videos que muestran las decapitaciones de varios rehenes occidentales y dijo que ejecutó a dos japoneses secuestrados.

Los insurgentes radicales han quedado bajo una creciente presión militar por los ataques de la coalición y las tropas iraquíes y kurdas, que han llevado al Estado Islámico a retroceder desde sus territorios capturados en Irak y Siria.