Yihadistas pro Al Qaeda se repliegan en Siria e Irak

Expulsados de Alepo por combatientes islamistas, los milicianos del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) pierden terreno también en Raqa así como en las ciudades iraquíes de Ramadi y Faluya.
Algunos de los ejecutados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) yacen en la sede del grupo en Alepo tras ser abandonada
Algunos de los ejecutados por el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) yacen en la sede del grupo en Alepo tras ser abandonada (AFP)

Damasco

Los combatientes yihadistas pro Al Qaeda del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) fueron expulsados de la ciudad siria de Alepo y perdían terreno en Raqa, al día siguiente de haber declarado la guerra a otros grupos rebeldes en Siria y al gobierno de Irak. "El EIIL se retiró del barrio de Inzarat tras los combates con los miembros de las brigadas (...) rebeldes, y el edificio de correos fue ocupado por combatientes rebeldes islamistas" enfrentados con los yihadistas, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

En este momento "no queda prácticamente ningún miembro del EIIL en la ciudad de Alepo", la capital económica de Siria, afirmó la ONG. La organización indicó además que se liberó a decenas de detenidos pero que se descubrió los cuerpos de prisioneros ejecutados. "Cuarenta y dos cuerpos (...) ejecutados por el EIIL (...) fueron descubiertos". La Coalición de la oposición denunció actos que perpetúan los métodos del régimen" de Bashar al Asad.

Los combatientes de varios grupos rebeldes se apoderaron del antiguo hospital para niños de Alepo, en el barrio de Qadi Askar, que se había convertido en el cuartel general del EIIL en la ciudad, afirmó el OSDH. Alepo, uno de los principales frentes de la guerra en Siria, está dividido desde el verano boreal de 2012 entre sectores rebeldes y zonas controladas por el régimen.

El martes, el portavoz del EIIL, jeque Abu Mohamed Al Adnani, había llamado a sus milicianos a "aniquilar totalmente" a los rebeldes sirios, ex aliados del EIIL en la lucha contra el régimen de Damasco. "Ninguno de ustedes sobrevivirá y haremos de ustedes un ejemplo para todos los que piensan en seguir el mismo camino", amenazó Al Adnani, que también apuntó contra la Coalición de la oposición y el Consejo militar del Ejército Sirio Libre (ESL).

"La Coalición y el Consejo Nacional (principal integrante de la coalición), el estado mayor y el consejo militar" le "han declarado la guerra" al EIIL, afirmó Al Adnani. "Cada miembro de esta entidad es un objetivo legítimo para nosotros, a menos que declare públicamente su rechazo a combatir a los muyahidines", añadió.

Adnani también había llamado el martes a los sunitas a continuar su combate contra las fuerzas armadas gubernamentales desplegadas en la zona de la ciudad de Faluya, en el vecino Irak. "Sunitas (...), no dejen las armas porque si las dejan ahora, los (chiitas) les esclavizarán y no se levantarán de nuevo", afirmó, dirigiéndose a los sunitas iraquíes. En cambio, Al Adnani adoptó un tono menos agresivo hacia el Frente Al Nosra, rama oficial de Al Qaeda en Siria.

Al Nosra adoptó, según el OSDH, una posición de neutralidad en la batalla en curso, salvo en la localidad de Raqa donde sus milicianos combaten a EIIL. "Miembros de Al Nosra tomaron el control de una sede de la seguridad política que estaba ocupada por el EIIL y bombardearon el edificio de la gobernación (...) sede principal del EIIL en la ciudad", indicó el OSDH esta noche.

El martes, el jefe del Frente Al Nosra, Abu Mohamad Al Jolani, propuso un alto el fuego a todas las partes y las exhortó a concentrarse en la lucha contra el gobierno sirio. Desde el viernes pasado, cuando comenzó la ofensiva contra EIIL, los combates dejaron al menos 385 muertos, incluyendo 198 rebeldes, 131 combatientes de EIIL y 56 civiles, según el OSDH. Esta situación beneficia al gobierno, consideraron fuentes gubernamentales.

"Conscientes del fracaso se pelean entre ellos y esta batalla es uno de los aspectos del conflicto que opone a las diferentes potencias que apoyan a esos grupos como Turquía, Qatar y Arabia Saudita", indicó una fuente de los servicios de seguridad a la AFP.

Mientras tanto, en Alepo, tres trabajadores sirios de una ONG checa murieron y otros dos cooperantes resultaron heridos durante un ataque con granadas contra un barrio residencial del sur de la antigua metrópolis comercial del país, anunció hoy en Praga la organización Clovek v tisni (Personas necesitadas). "Eran parte de un equipo que pese al creciente riesgo repartía ayuda a miles de familias desde hace más de un año", dijo el director de la organización, Simon Panek.

Una semana después del asalto a las ciudades iraquíes de la provincia occidental de Al Anbar, los extremistas de ISIS se retiraron a sus refugios en el desierto tras fuertes combates con combatientes de clanes a las afueras de Ramadi. Los habitantes de la provincia informaron de que las autoridades de las dos ciudades volvieron a abrir hoy sus puertas, mientras las calles están patrulladas por combatientes de los clanes.

 Los terroristas amenazaron a los habitantes de Faluya con "hacer caer la ciudad sobre sus cabezas" si los combatientes de los clanes dejaban las armas y entregaban el control a las fuerzas de seguridad estatales. El portavoz del ISIS Abu Mohamed al Adnani dijo en la web "Schafak News" que los políticos sunitas del país deben mantenerse alejados del gobierno.Sin embargo, el gobierno del primer ministro chiita Nuri al Maliki había llegado a un acuerdo con los líderes de los clanes en la provincia por el que compartirán de forma conjunta la responsabilidad de la policía local y de la seguridad.

Los líderes de los clanes se comprometieron a expulsar a los terroristas, lo que hará innecesaria la intervención del Ejército, dijo Al Maliki en un discurso retransmitido por la televisión estatal. Al Maliki subrayó que no ve razón para que las elecciones legislativas del 30 de abril se aplacen debido a la aparición de terroristas en la provincia de Al Anbar.

Los sunitas sospechan del Ejército y de la policía federal, pues consideran que son una prolongación del poder de Al Maliki y que están al servicio de sus correligionarios chiitas para defender su poder. Las protestas de los sunitas contra el gobierno de Al Maliki comenzaron a fines de 2012 en Faluya. Acusan al gobierno dominado por chiitas de tratar a los sunitas como ciudadanos de segunda clase.

Por otra parte, un periodista y un fotógrafo suecos, desaparecidos en noviembre en Siria, fueron liberados en Líbano, informaron hoy fuentes diplomáticas.

En el ámbito diplomático, los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Amigos de Siria (once países), se reunirán el domingo en París con la Coalición Nacional de la Oposición, diez días antes de la conferencia Ginebra 2, programada para el 22 de enero en Suiza. La oposición aplazó al 17 de enero la decisión sobre su participación en la conferencia de Ginebra 2, indicaron responsables de esa organización en Estambul. "Los debates entre los grupos de la Coalición fueron muy animados. No ha sido posible decidir", dijo una fuente de la oposición.

Yihadistas pro Al Qaida sufren revés ante rebeldes sirios y se retiran de Alepo

08/01/2014 15:12:08 GMT-06:00

#762958 DVBA 2674 EAA42 (4) AFP (737)
 

=(FOTOS+INFOGRAFIA)=

ATENCIÓN - Repite con corrección de errata en primer párrafo. Añade mención FOTOS, Yihadistas expulsados de Alepo y avance rebeldes en Raqa, prisioneros ejecutados ///


 

  DAMASCO, 08 Ene 2014 (AFP) - Los combatientes yihadistas pro Al Qaida del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) fueron expulsados de la ciudad siria de Alepo y perdían terreno en Raqa, al día siguiente de haber declarado la guerra a otros grupos rebeldes en Siria y al gobierno de Irak.

"El EIIL se retiró del barrio de Inzarat tras los combates con los miembros de las brigadas (...) rebeldes, y el edificio de correos fue ocupado por combatientes rebeldes islamistas" enfrentados con los yihadistas, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

En este momento "no queda prácticamente ningún miembro del EIIL en la ciudad de Alepo", la capital económica de Siria, afirmó la ONG.

La organización indicó además que se liberó a decenas de detenidos pero que se descubrió los cuerpos de prisioneros ejecutados.

"Cuarenta y dos cuerpos (...) ejecutados por el EIIL (...) fueron descubiertos". La Coalición de la oposición denunció actos que perpetúan los métodos del régimen" de Bashar al Asad.

Los combatientes de varios grupos rebeldes se apoderaron del antiguo hospital para niños de Alepo, en el barrio de Qadi Askar, que se había convertido en el cuartel general del EIIL en la ciudad, afirmó el OSDH.

Alepo, uno de los principales frentes de la guerra en Siria, está dividido desde el verano boreal de 2012 entre sectores rebeldes y zonas controladas por el régimen.

El martes, el portavoz del EIIL, jeque Abu Mohamed Al Adnani, había llamado a sus milicianos a "aniquilar totalmente" a los rebeldes sirios, ex aliados del EIIL en la lucha contra el régimen de Damasco.

"Ninguno de ustedes sobrevivirá y haremos de ustedes un ejemplo para todos los que piensan en seguir el mismo camino", amenazó Al Adnani, que también apuntó contra la Coalición de la oposición y el Consejo militar del Ejército Sirio Libre (ESL).

"La Coalición y el Consejo Nacional (principal integrante de la coalición), el estado mayor y el consejo militar" le "han declarado la guerra" al EIIL, afirmó Al Adnani.

"Cada miembro de esta entidad es un objetivo legítimo para nosotros, a menos que declare públicamente su rechazo a combatir a los muyahidines", añadió.

Adnani también había llamado el martes a los sunitas a continuar su combate contra las fuerzas armadas gubernamentales desplegadas en la zona de la ciudad de Faluya, en el vecino Irak. "Sunitas (...), no dejen las armas porque si las dejan ahora, los (chiitas) les esclavizarán y no se levantarán de nuevo", afirmó, dirigiéndose a los sunitas iraquíes.

En cambio, Al Adnani adoptó un tono menos agresivo hacia el Frente Al Nosra, rama oficial de Al Qaida en Siria.

Al Nosra adoptó, según el OSDH, una posición de neutralidad en la batalla en curso, salvo en la localidad de Raqa donde sus milicianos combaten a EIIL.

"Miembros de Al Nosra tomaron el control de una sede de la seguridad política que estaba ocupada por el EIIL y bombardearon el edificio de la gobernación (...) sede principal del EIIL en la ciudad", indicó el OSDH el miércoles por la noche.

El martes, el jefe del Frente Al Nosra, Abu Mohammad Al Jolani, propuso un alto el fuego a todas las partes y las exhortó a concentrarse en la lucha contra el gobierno sirio.

Desde el viernes pasado, cuando comenzó la ofensiva contra EIIL, los combates dejaron al menos 385 muertos, incluyendo 198 rebeldes, 131 combatientes de EIIL y 56 civiles, según el OSDH.

Esta situación beneficia al gobierno, consideraron fuentes gubernamentales.

"Conscientes del fracaso se pelean entre ellos y esta batalla es uno de los aspectos del conflicto que opone a las diferente potencias que apoyan a esos grupos como Turquía, Qatar y Arabia Saudita", indicó una fuente de los servicios de seguridad a la AFP.

Por otra parte, un periodista y un fotógrafo suecos, desaparecidos en noviembre en Siria, han sido liberados en Líbano, informaron este miércoles fuentes diplomáticas.

En el ámbito diplomático, los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Amigos de Siria (11 países), se reunirán el domingo en París con la Coalición Nacional de la Oposición, diez días antes de la conferencia Ginebra 2, programada para el 22 de enero en Suiza.

La oposición aplazó al 17 de enero la decisión sobre su participación en la conferencia de Ginebra 2, indicaron responsables de esa organización en Estambul

"Los debates entre los grupos de la Coalición fueron muy animados. No ha sido posible decidir", dijo una fuente de la oposición.