Yihadismo usa a Trump para atraer extremistas

La precandidata demócrata Hillary Clinton llamó el mes pasado a Trump “reclutador” de Estado Islámico y dijo que la milicia terrorista utiliza sus diatribas para atraer combatientes.
En Twitter, el presidente de EU, Donald Trump cuestionó la permanencia de EU en TLCAN.
Donald Trump. (EFE)

Nairobi

Donald Trump, favorito en las primarias republicanas para la elección presidencial de este año en Estados Unidos, aparece en el último video de propaganda de los islamistas somalíes shebab, informó el centro estadunidense de vigilancia de webs islamistas (SITE).

El grupo, aliado de Al Qaeda, difundió el viernes un video de 51 minutos para reclutar combatientes denunciando las desigualdades raciales en EU con imágenes de Trump pidiendo la prohibición de la entrada de musulmanes a este territorio.

El 7 de diciembre, tras la muerte de 14 personas en un atentado en San Bernardino (California) por una pareja musulmana radical, el magnate propuso el cierre “temporal” de las fronteras a los musulmanes “hasta que los dirigentes de nuestro país comprendan qué está ocurriendo”.

Las fotos del precandidato aparecen entre las del americano-yemenita Anwar al-Awlaki, abatido en Yemen por un dron de EU el 30 de septiembre de 2011, llamando a los musulmanes estadunidenses a “huir de la atmósfera opresiva de Occidente hacia las tierras del islam”. Ni Trump ni su equipo de campaña habían reaccionado hasta anoche a la noticia.

La precandidata demócrata Hillary Clinton llamó el mes pasado a Trump “reclutador” de Estado Islámico (EI) y dijo que la milicia terrorista utiliza sus diatribas para atraer combatientes.

El video fue distribuido en Twitter por la Fundación de medios Al Kataib, que difunde la propaganda de los shebab, según SITE. Este grupo yihadista es una rama de los islamistas que controlaron durante seis meses en 2006 el centro y sur de Somalia, incluida la capital, Mogadiscio.

Expulsados en 2011 de Mogadiscio y después del centro y sur del país, los shebab controlan vastas áreas rurales, donde ejecutan atentados contra el gobierno somalí.