Milicianos toman palacio presidencial en Yemen

Rebeldes chiíes atacaron con artillería la residencia del presidente y el palacio presidencial, lo que fue considerado como un intento de golpe de Estado.
Un miembro de la guardia bloquea un camino que lleva al palacio presidencial.
Un miembro de la guardia bloquea un camino que lleva al palacio presidencial. (Reuters)

Saná, Yemen

Rebeldes chiíes atacaron con artillería la residencia del presidente al tiempo que irrumpieron en el palacio presidencial en Saná, la capital, dijo la ministra de Información yemení.

La ministra Nadia al-Sakkaf dijo en su cuenta de Twitter que la vivienda del presidente Abed Rabbo Mansour Hadi en el centro de Saná recibió "fuego intenso de artillería desde las 3 pm por parte de fuerzas armadas apostadas en los techos frente a su casa".

Se cree que Hadi está en la casa.

El ataque significa una escalada drástica en la violencia que estalló en Saná el lunes y a la que se ha calificado de golpe de estado.

Al-Sakkaf puso el mensaje al tiempo que un comandante del ejército yemení dijo que los rebeldes irrumpieron en el palacio presidencial, donde se encuentran las oficinas de Hadi, y saqueaban su depósito de armas.

Los rebeldes hutis lanzaron el año pasado su ofensiva desde sus baluartes en el norte y capturaron en septiembre la capital.

Los hechos de violencia amenazan con socavar los esfuerzos de Estados Unidos y sus aliados por combatir a la facción de Al-Qaeda en Yemen, que se adjudicó el reciente ataque contra un semanario satírico de París y a la que Washington considera la derivación más peligrosa de esa organización.

Los hutis y las fuerzas leales a Hadi, que han escenificado durante meses tensas crisis, se culparon unos a los otros del brote de violencia del lunes.

Los civiles en la zona huían mientras columnas de humo negro se elevaban sobre el palacio y se escuchaban sirenas en toda la ciudad.

Hadi, cuyo gobierno ha cedido el control de más de tres cuartas partes de la capital, no reside en el palacio; vive en una residencia privada cercana a la que se asignó un número adicional de soldados y tanques.

Cuando arreciaba la lucha el lunes, las caravanas en las que iban el primer ministro y un funcionario de alto rango afiliado con los hutis fueron blanco de disparos, mientras que los rebeldes tomaron el control de la televisión estatal y de la agencia noticiosa oficial SABA, dijo la ministra Sakkaf.

"Esto es un paso más hacia un golpe de Estado y está atentando contra la legitimidad del Estado", dijo.

ONU pide alto al fuego

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon pidió a todas las facciones armadas en Yemen un cese al fuego inmediato, luego de que milicias chiitas tomaron el control del complejo presidencial en Saná.

Ban dijo que estaba "profundamente preocupado" al tiempo que el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se reunía a puertas cerradas para escuchar un reporte de su enviado especial, Jamal Benomar, sobre el aparente intento de derrocar al presidente Abd Rabbo Mansur Hadi, gran aliado de Estados Unidos en la lucha contra Al Qaeda.

Los 15 países miembros del Consejo de Seguridad discuten si publicar o no una declaración, en la reunión, condenando el intento de golpe de estado.

El gobierno de Mansur Hadi, aliado de Washington, ha permitido a Estados Unidos utilizar su territorio para atacar las milicias de Al Qaida con aviones no tripulados.

La rama yemení de la red islamita Al Qaida en la Península Arábiga (Aqpa) es considerada la más peligrosa del movimiento. Es también quien reivindicó el ataque del 7 de enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo, en París, con un saldo de 12 muertos.