Yemen anuncia alto al fuego entre chiíes y salafistas tras 40 muertos por combates

Una fuente del Ministerio de Defensa informó de que se han desplegado unidades de las Fuerzas Armadas en las posiciones donde están apostados los combatientes de ambos bandos.

Saná

El Gobierno yemení anunció hoy que el ejército logró imponer un alto el fuego entre los rebeldes chiíes y los salafistas en la aldea suní de Damach, en el noroeste del Yemen, tras cuatro días de enfrentamientos que han causado 40 muertos.

En un comunicado, una fuente del Ministerio de Defensa informó de que se han desplegado unidades de las Fuerzas Armadas en las posiciones donde están apostados los combatientes de ambos bandos.

Las dos partes se han enfrentado en los alrededores de Damach desde el pasado 30 de junio, cuando los chiíes, también conocidos como hutíes, lanzaron un ataque con proyectiles contra la aldea.

Estos bombardeos continuaron hasta ayer mismo en esta aldea, sede del centro de estudios salafista Dar el Hadiz y situada en la provincia de Saada, controlada por los hutíes desde 2010.

El movimiento hutí denuncia que hay combatientes extranjeros que luchan en las filas de los salafistas, mientras que estos aseguran que se trata de estudiantes de Dar el Hadiz, escuela a la que acuden integristas de todo el mundo.

El presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, dio ayer instrucciones de enviar dos equipos, apoyados cada uno por una brigada de las fuerzas armadas, para lograr un alto el fuego.

También el enviado especial de la ONU para el Yemen, Gamal Benomar, instó a cesar la violencia inmediatamente y recurrir al diálogo, mientras que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) hizo un llamamiento similar un día antes para evacuar a los heridos.