Tras protestas en Ucrania, cambian leyes 'dictatoriales'

El presidente ucraniano modificará las leyes calificadas como “dictatoriales” y ordenará amnistiar a algunos manifestantes.
Miles de personas se manifestaron anoche en Kiev.
Miles de personas se manifestaron anoche en Kiev. (Efrem Lukatsky/AP)

Kiev

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukovich, cedió ayer a las presiones de la oposición y la comunidad internacional para que reforme el gabinete de gobierno y modifique las recién aprobadas leyes “dictatoriales”, aunque se negó a renunciar a la mano dura contra los manifestantes.

“Haré todo lo posible para poner fin a este conflicto”, indicó Yanukovich. El correspondiente decreto será firmado en una sesión parlamentaria extraordinaria el próximo martes anunció el jefe de Estado tras reunirse con autoridades eclesiásticas del país.

También prometió una amnistía para aquellos manifestantes detenidos que no hayan cometido delitos graves.

No obstante, advirtió que las autoridades no vacilarán enrecurrir a la mano dura ante las “provocaciones” de los activistas más radicales, entre los que dijo figurarían extranjeros que estarían escondidos en los edificios gubernamentales tomados por los manifestantes.

Los expertos creen probable que sean despedidos políticos controvertidos como el primer ministro, Nikolai Azarov, o el de Interior, Vitali Zajarchenko.

El líder opositor Vitali Klitschko cuestionó las medidas y dijo que son insuficientes. “Yanukovich debe irse”, manifestó. El también ex campeón mundial de boxeo pidió además una mediación internacional para resolver la crisis.

El comisario de Ampliación de la Unión Europea (UE), Stefan Füle, se reunió con Yanukovich y su jefe de gabinete, Andri Kluiev, para hablar sobre la crisis, indicó el gobierno, sin dar más detalles.

A su vez, miles de opositores ocuparon las administraciones de varias regiones del oeste y la tensión volvió a subir anoche en Kiev, donde se registraron enfrentamientos entre manifestantes y policías en los lugares donde se produjeron violentos choques esta semana y en los cuales murieron tres activistas mientras cientos de protestantes y policías fueron heridos.

Las manifestaciones sacuden Kiev desde hace dos meses, cuando Yanukovich decidió en el último momento no firmar un acuerdo de asociación con la UE y optó por un acercamiento a Rusia.